29 de febrero de 2012
29.02.2012

La hija del chófer degollado detenida junto a su novio fue a la manifestación por el crimen

La sospechosa está personada como acusación particular con su madre

29.02.2012 | 09:16
Doscientos familiares, amigos y vecinos exigieron justicia por el crimen de Bernardino Pousa el pasado 12 de noviembre; entre los asistentes estaban los dos detenidos. // Iñaki Osorio

M.A.P. y su actual pareja sentimental permanecen detenidos en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Ourense a la espera de que el juzgado de Instrucción Número Uno de Verín ordene su puesta a disposición para recabar su testimonio y el informe final de las diligencias policiales. Los investigadores de la Unidad Orgánica de Policía Judicial sostienen las pruebas remitidas desde criminalística tras meses de espera, reforzando sus primeras sospechas, en contra de la hija y del yerno actual de Bernardino Pousa Rodríguez, el conductor de autobuses de 59 años que apareció muerto con violencia el pasado mes de septiembre, en las cocheras de la empresa de Verín donde era encargado, con un fuerte golpe en la cabeza y una herida profunda en el cuello. El resultado de las pruebas analíticas realizadas sobre los objetos recogidos en el lugar de los hechos, como cuchillos y una barra que pudo usarse en el ataque, apuntarían a los dos arrestados. El caso está sellado por un absoluto secreto de instrucción.
El conductor realizó una ruta de autobús a la costa pontevedresa el pasado 11 de septiembre y ese fue su último viaje. Hizo su última parada en el centro de Verín y regresó a la nave de la empresa Autocares Guerra en la localidad de Queizás. Entrada la madrugada, un trabajador encontró al fallecido debajo de un vehículo y degollado. Los investigadores centraron una de las líneas de indagación en el entorno de la víctima, supuesto que se confirmaría tras el arresto de la presunta parricida y de su pareja, que ya fueron interrogados en la primera fase indagatoria. Se da la casualidad de que la ahora sospechosa estaba personada en el procedimiento judicial ejerciendo la acusación particular junto a su madre.
Además, según confirmaron desde el entorno de la víctima así como fuentes del procedimiento, la hija del chófer asesinado asistió a la masiva manifestación celebrada el pasado mes de noviembre –sesenta días después del crimen violento– para exigir "justicia" y una solución policial al cruento suceso. Más de 200 familiares, vecinos y amigos acudieron a una convocatoria pública organizada por el hermano de la víctima, un acto que concluyó con la lectura de un manifiesto de boca de la sobrina del conductor.
Los investigadores contemplarían un posible móvil de animadversión por parte de la mujer detenido debido a divergencias de tipo económico. Supuestamente, la hija del chófer fallecido mantuvo desencuentros con su progenitor que terminaron por quebrar teniendo como final el homicidio.
Entre el silencio oficial y la discreción máxima de la Guardia Civil, ayer el subdelegado del Gobierno interrumpió su atareada agenda de visitas de cortesía y foto –hoy visita a José Manuel Baltar y a la asociación de taxistas– para hacer una valoración del caso que traía da cabeza al instituto armado en los últimos meses.
Roberto Castro apeló a la prudencia y pidió que se "deje trabajar a las fuerzas de seguridad", según una información de agencias. El subdelegado del Gobierno manifestó su deseo de que "no se entorpezcan" las pesquisas y aseguró ayer, sin más detalles, que la investigación "sigue abierta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia