20 de febrero de 2011
20.02.2011
Manuel García Montero - Alcalde de Cenlle

"Soy fiel a Baltar y no entiendo por qué lo critican; la gente del PP también tiene derecho a trabajar"

García Montero se va tras 40 años como alcalde y presenta como cabeza de lista a Gabriel Alén

20.02.2011 | 07:30
Manuel García Montero. // I.O.

El regidor más veterano de Ourense nació hace 73 años en Cenlle, donde es alcalde desde 1969. Profesor jubilado, preside el Consello Regulador de Denominación Ribeiro.

Manuel García Montero, el alcalde más veterano de la provincia, deja la Alcaldía de Cenlle, tras 40 años en un cargo que ha compaginado con el de director y maestro del colegio de este municipio, en el que nació hace 73 años. Presidente del Consello Regulador de O Ribeiro y hombre fuerte de Baltar, García Montero ha sido en este tiempo y, a partes iguales, "colleiteiro" de vino y votos en la comarca. Y uno de los que ha hecho posible con su trabajo la implantación del "baltarismo" en Ourense. De hecho García Montero se declara "fiel a Baltar" y se va sin entender por qué critican al patrón: "El hombre al que yo más admiro junto con Franqueira", proclama.

–Se va después de 40 años como alcalde de Cenlle, y en el momento en que el "baltarismo" más los necesita para perpetuarse. ¿Acaso ha cambiado de bando dentro de la crisis interna que afecta al PP?

– Yo no entiendo de bandos dentro del PP ni de guerras. Ya quería abandonar la política hace cuatro años, pero falleció el que iba como cabeza de lista y tuve que volver a presentarme. Ahora no hay vuelta atrás y ayer presentamos a Gabriel Alén nuestro actual edil de Cultura como cabeza de lista a la alcaldía de Cenlle.

–Es decir que deja la política pero se mantiene fiel a Baltar y a su modelo de política ..

–Yo no soy un político, soy un "franqueirista" es decir un admirador de Eulogio Gómez Franqueira (fundador de Coren) y fue él quien me llamó para ser alcalde de mi pueblo Cenlle en 1969. Primero fui por UCD, luego en Coalición Galega y tras su desaparición en el PP. Sigo siendo un admirador de Franqueira y además de Baltar, porque creo que hay que ser fiel a las personas y conservar valores que se están perdiendo como la amistad, el respeto o la tolerancia.

– El ejercicio de la docencia y el de la decencia que usted defiende, ¿son fáciles de conjugar cuando se representa como alcalde al político más denostado por sus métodos de contratación de personal en la Diputación?

–Solo se que José Luis Baltar es una de las personas que más se entrega en su trabajo y de las que más trabajan por esta provincia. La política de contrataciones de Baltar no la conozco pero la gente del PP también tiene derecho a trabajar. Además yo no tengo hijos

–Si no tiene hijos, tendrá algún sobrino al menos

–Si, alguno tengo. De hecho vi la lista de contratados que publicaron con los nombres de supuestos familiares del PP. Si rascan en otras administraciones encuentran lo mismo o peor.

– ¿Apoyaría con igual vehemencia una candidatura encabezada por Alberto Núñez Feijóo?

– Todos somos del PP y debemos remar en la misma dirección. Ya le digo que no entiendo de guerras internas. Espero que pongan lo que lo digo y no tergiversen las cosas que no quiero líos.

–¿Le dolió mucho la denuncia electoral del BNG en la que le acusaba de visitar las "cocinas" de Cenlle y pasar lista personalmente para llevar a los vecinos a votar?

–Lo único que hice en cada campaña electoral fue repartir papeletas, algo normal. ¿Conoce a algún político que no reparta papeletas y pida el voto por las casas durante la campaña?

–¿Cuál fue el techo electoral que alcanzó usted en Cenlle para la causa del PP?

–Llegamos a ganar en algunas elecciones por 11 a 0 es decir 11 ediles del PP y ninguno de los otros, y por 10 a 1. En estos momentos tenemos 9 concejales del PP y 6 de la oposición, porque hay más opciones y las cosas van cambiando.

–¿Merecieron la pena estos 40 años como alcalde y docente de Cenlle?

–Mereció la pena y me voy con muchísimos proyectos realizados, no podría enumerar las obras que quedan en el municipio. También con alguna espina como la etapa en la que un concejal de oposición se la tomó conmigo y llenaba titulares cada día con ataques personales. Pero esto está superado. Ahora me dedicaré por entero al Consello Regulador de Denominación de Origen del Vino del Ribeiro y a trabajar por los agricultores.

–Con la conciencia tranquila

–Totalmente. Mi casa siempre estuvo abierta para todos los vecinos, y lo seguirá estando. Ya le dije que quise ser alcalde antes político, pero a uno lo lían.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores