24 de julio de 2010
24.07.2010

La incineradora del sur de Galicia quemará 290.000 toneladas de residuos al año

El presidente de la Diputación, José Luis Baltar, defiende su implantación en Ourense y revela que hay un alcalde del PSOE que desea que se lleve a su municipio, aunque oculta la propuesta "por motivos electorales"

24.07.2010 | 11:31
José Luis Baltar, en la Presidencia, con el secretario y el interventor de la Diputación. // J. Regal

La incineradora que pretende implantar la Xunta en la provincia de Ourense, para dar servicio al sur de Galicia, quemará 290.000 toneladas de residuos al año. El proyecto cuenta con el apoyo del PP, que rechazó ayer en la Diputación una moción del grupo socialista, apoyada por el BNG, que demandaba una planta de reciclaje como alternativa. El presidente de la institución, José Luis Baltar, asegura que hay un alcalde del PSOE que pide que se ubique la infraestructura en su municipio, aunque "no quiere hacerlo público hasta que pasen las próximas elecciones municipales".
El diputado socialista, José Ignacio Gómez, culpa al PP de convertir el tratamiento de residuos en "una de las mayores mentiras y manipulaciones que se recuerdan en esta provincia", teniendo en cuenta que se opuso al Parque Medioambiental de Carballeda de Avia, destinado al reciclaje, afirmando que se pretendía quemar basura. Sin embargo, cuando asumió el gobierno de la Xunta, descartó el proyecto, para apostar por la creación de una incineradora. Y recordó que antes de las movilizaciones que impulsó en O Ribeiro, ya había creado en Lamas (Leiro) una gran planta de lodos, en medio de un gran secretismo. Por lo que tilda la actitud "popular" como "un ejercicio de hipocresía".
El diputado recuerda que el PP, en la batalla política sin cuartel que mantuvo contra el Parque Medioambiental de Carballeda, afirmaba que la incineración de residuos –descartada en el proyecto– que ahora pretende impulsar desde la Xunta la misma formación política, "provocaba cáncer, enfermedades respiratorias, propiciaría la sequía del río Avia, los niños podrían traer malformaciones, que habría mutaciones en las aves y que se acabarían los viñedos", por lo que calificó la situación de "surrealista".
Gómez Pérez acusa al PP de incoherencia. "Donde dijo digo, ahora dice Diego", al anunciar en una entrevista concedida a FARO que la planta incineradora se ubicaría en una zona limítrofe de la provincia de Ourense con la de Pontevedra, infraestructura que luego incluyó en el nuevo Plan de Residuos de Galicia para el año 2014-2017, donde se van a incinerar 290.000 toneladas de residuos cada año.
El diputado nacionalista Alfonso Grande asevera que la planta que pretende crear la Xunta en Ourense dedicará el 48% del presupuesto al mecanismo de incineración. Y explica que varía los objetivos del anterior plan a la baja. "Prevé un reciclaje para el año 2020 del 25% de la masa de materia orgánica", ampliamente por debajo de los objetivos establecidos por la Unión Europea e incluso por debajo de los planes de compostaje del Barbanza y de A Coruña. Sin embargo, el portavoz del PP, Plácido Álvarez asegura que la Xunta pretende que no se llegue al 10% de incineración.
Grande sostiene que el programa que contempla la incineradora del sur de Galicia colocará a esta Comunidad Autónoma en el límite mínimo de lo que permite la Unión Europea, por lo que "podrá ser sancionada". Pero además, el diputado nacionalista advierte de que la tecnología de la incineradora es "mucho más atrasada y contaminante que la de Cerceda", que utiliza Sogama, para lograr un abaratamiento de costes, por lo que incrementa los problemas de contaminación y los residuos.
PSOE y BNG concuerdan en que no quieren la incineradora en la provincia de Ourense ni en ningún otro punto de Galicia porque "es un modelo agotado". Apuestan abiertamente por el reciclaje de residuos, implantando sistemas como los que están funcionando en Zaragoza, donde se tratan incluso residuos de Francia. Ambos grupos sostienen que lo que el PP considera que no es bueno para O Ribeiro, tampoco lo es para O Carballiño, Xinzo o Celanova, donde esperan que se produzca oposición vecinal.
Alfonso Grande calificó de "demencial" que la Xunta pretenda implantar una incineradora en la provincia de Ourense, algo que contempla como "una vuelta atrás en las políticas, en los planteamientos y en la planificación que se hacía en el anterior Plan de Gestión de Residuos del Gobierno bipartito, a pesar de que estima que no era "una maravilla de progresividad". Lo observa como "una plan hecho en los límites de lo posible", por lo que mucha gente lo consideraba "insuficiente".
Alfonso Grande indica que el plan de incineración que impulsa Núñez Feijóo es contrario a las políticas de la Unión Europea y a las previsiones de los países más avanzados, por lo que lo tilda de "inaceptable". Y señala: "Galicia en lugar de caminar hacia el futuro y hacia las políticas de reciclaje, al ampararse en este plan, volverá a planteamientos de países tercermundistas".
El diputado nacionalista llama la atención sobre la frase "rimbombante" que utiliza el Gobierno gallego para volver a la política de la incineración de basura, al calificarla como "valorización energética de residuos", frente a los sistemas de reciclaje y de reutilización.
José Ignacio Gómez reconoce que Galicia tiene "un problema grave" con los residuos, que conviene "tratar con serenidad y sin demagogia". Resaltó que Sogama está saturada, y que el modelo que representa "está totalmente desfasado", al carecer de la eficiencia que se requiere y de la sostenibilidad medioambiental que exigen los países más avanzados, entre los que se encuentran los que forman parte de la Unión Europea.
Gómez Pérez advierte de que en Sogama "se quema todo, por lo que no da abasto y no se revalorizan todos los productos que se pueden reutilizar", aplicando los avances tecnológicos disponibles. El PSOE apuesta por el reciclaje, que contempla como un modelo respetuoso con el medio ambiente, que pone en valor un mercado en alza, del cual Galicia no se está beneficiando, al reciclar la mayoría de los productos fuera de la Comunidad Autónoma.
Como alternativa a la incineradora que pretende implantar el PP en la provincia de Ourense, en una zona limítrofe con la de Pontevedra, el PSOE defiende el modelo del Parque Medioambiental que quiso crear el Gobierno bipartito en Carballeda de Avia, mediante convenio entre las consellerías de Vivenda, Medio Ambiente y el referido municipio ourensano, en el que las partes acordaron "excluir la instalación de plantas de incineración de residuos urbanos, como medio de tratamiento de los mismos en el Parque de Carballeda".
El portavoz del PP, Plácido Álvarez, recuerda que el plan del Parque Medioambiental de Carballeda quedó paralizado por un informe del Instituto Galego da Vivenda e Solo que consideraba "inviable su desarrollo".
Plácido Álvarez explica que el emplazamiento de la planta incineradora "no está decidido. Se están estudiando posibles alternativas. Y garantizamos que la implantación concreta no estará guiada por localismos clientelares, como la de Carballeda de Avia, promovida por el anterior conselleiro de Medio Ambiente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia