06 de marzo de 2010
06.03.2010

De fregaderos, "cenizos" y despedidas

Los insultos toman el ruedo plenario en una sesión marcada por las tensiones internas

06.03.2010 | 01:47

Una concejal vestida de volantes en su pleno de despedida (Eloína Núñez) que iluminó de blanco nuclear y risas de relax el hemiciclo plenario, y una concejal en volandas, la de Comercio, Ana Garza, con un pie en el salón de plenos y otro en el juzgado, donde estaba llamada a declarar a la misma hora por el espinoso tema de los paneles publicitarios, marcaron el ritmo de debate de un pleno en crisis. Pero de crisis familiar aguda.
Al PP, anímicamente deslucido tras los rumores ayer de que suenan como candidatos a la Alcaldía de Ourense nombres como Jorge Bermello, Rosendo Luis Fernández, Miguel Pérez de Juan, claramente baltaristas, se le ocurrió poner como portavoz (cada día ponen uno para proteger al oficial Poly Nóvoa del acoso post congresual) a José Luis Sousa, un sabio como ingeniero pero con un rictus de eterna aflicción que no levantó la alegría plenaria.
En un alarde de expresividad, el popular Aurelio Gómez, quien defendía más fregaderos en el reformado Campo da Feira, mostró su temor de que el concello esté haciendo en ese recinto "un pendello de luxo" .
Ni ganas de discutir tenían, hasta que a una inusualmente alterada Ana Garza, harta de las críticas a sus proyectos termales y al del Campo da Feira, se le cayó al suelo el disco duro de las palabras y le salió un "palabro": "Es usted tan cenizo don Aurelio, que por una vez le hicimos caso, ya no habrá comedor con sillas y mesas escamoteables".
Para la concejala era un insulto a la inteligencia una moción del PP pidiendo fregaderos para las pulpeiras, sin embargo según el concejal "lo que estoy defendiendo aquí es la dignidad de los taberneros".
La hizo buena "don" Aurelio. "Lo único que defiende usted es su sueldo que no le quiten el escaño", replicó la concejal. Para entonces José Luis Baltar, edil figurante y mudo sin una sola intervención en su largo periplo como concejal de este concello y a había despertado. Pasó cuatro largas horas peleando con el sueño, batalla que perdió en varias ocasiones. Y, cuando el pastor se duerme, las ovejas se alteran o se cambian de rebaño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia