28 de agosto de 2020
28.08.2020
Faro de Vigo

La Xunta atribuye al Concello la obligación de controlar el aforo del circo que se instaló en la villa

El ejecutivo local entendía que no era su competencia al ubicarse en una zona de Costas

28.08.2020 | 01:42
La carpa, en la explanada del antiguo cuartel.

El Concello de Moaña es el que tiene la competencia y responsabilidad de que el circo de carpa instalado en la villa y que ayer abrió sus espectáculos cumpla con el plan de aforos limitados establecidos para eventos con público con motivo de la pandemia de Covid-19. Así lo asegura la Xunta. Desde el Concello alegaron este miércoles que fue Costas del Estado la que dio el permiso de instalación del circo en la explanada del antiguo cuartel de la Guardia Civil y que corresponde a la Xunta hacer cumplir con sus protocolos.

Desde el Gobierno gallego, por su parte, aseguraron ayer que si bien la normativa es autonómica, la vigilancia corresponde al Concello que puede utilizar para ello tanto funcionarios de algún área en concreto como a la propia Policía Local. La programación del circo instalado en Moaña cuenta con espectáculos todos los días hasta el próximo 6 de septiembre.

La nueva normativa para circos de carpa es la misma que para cines, teatros y auditorios, por lo que deben contar con butacas preasignadas y el aforo habitual bajo la carpa debe ser en estos momentos de un 75% con respecto al de antes de la pandemia, para garantizar la distancia social.

Además, los espectadores deben llevar la mascarilla puesta en todo momento e higienizarse las manos por precaución.

Desde el inicio de la desescalada todos los espectáculos culturales programados en Moaña fueron al aire libre pero con asientos fijos y aforo limitado, excepto durante las lluvias de agosto, cuando algunos actos se trasladaron de ubicación al centro cultural Daniel Castelao de Quintela.

De momento no se reportó ningún contagio en este tipo de eventos de ocio y culturales. Incluso en el festival de rap Varadero, desde el Concello agradecieron la contención del público joven a la hora de mantenerse sentados en los asientos asignados y cumplir con los circuitos de entrada y salida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca