12 de agosto de 2020
12.08.2020
Faro de Vigo

Bueu aprueba sus cuentas con la oposición de PP y PSOE por el rechazo a sus alegaciones

El bipartito BNG-ACB tumba las reclamaciones basándose en el informe contrario de Intervención - Los populares achacan al ejecutivo local falta de voluntad política

12.08.2020 | 01:52
Un momento del pleno de ayer, en el Centro Social do Mar de Bueu.

A mediados del mes de agosto, pero antes que en los dos últimos ejercicios. El pleno de Bueu aprobó ayer definitivamente los presupuestos de 2020, que salieron adelante con los votos a favor del bipartito BNG-ACB y con la oposición del PP y del PSOE (el representante socialista ya se había ausentado en el momento de la votación, pero previamente había anunciado su voto en contra). Los dos grupos reprocharon al ejecutivo que no tuviese en cuenta ninguna de las alegaciones, ni siquiera las presentadas por el delegado sindical de la UGT y el propio sindicato. Por su parte, desde el ejecutivo defienden que las cuentas aprobadas ayer reflejan la "situación impecable" a nivel financiero del Concello, que este año salda toda su deuda financiera.

La sesión plenaria de ayer, de carácter extraordinario y celebrada a las 13.00 horas, desestimó las alegaciones presentadas durante el periodo de exposición pública basándose en el informe de Intervención, que argumentaba que las reclamaciones presentadas no respondían a los criterios tasados por ley para alegar a los presupuestos. "Sorprende que se rechacen todas y cada una de ellas y que se amparen en un informe del interventor. Otras veces sus informes no se tienen en cuenta, como cuando en junio se aprobó un reconocimiento extrajudicial de deuda con su reparo suspensivo", argumentó durante su intervención la portavoz del PP, Elena Estévez.

Desde el PP critican que no se incluyesen partidas específicas para paliar los efectos de la crisis de la Covid-19 y reclamaron en varias ocasiones que se emplease el dinero previsto para la Festa do Polbo -que no se va a celebrar- o el de la partida de festejos para la puesta en marcha de un plan de empleo a nivel local. "No se trata de descuadrar nada, son alegaciones hechas desde la responsabilidad", insistió Estévez, que lamentó la falta de voluntad política del bipartito.

El portavoz del PSOE, José Manuel Vilas, tomó la palabra para defender su alegación, en la que criticaba la creación de una plaza de técnico en Recursos Humanos al margen de la negociación con los sindicatos, y mostró su rechazo a la aprobación definitiva de los presupuestos de este año.

Tanto el alcalde, Félix Juncal, como el vicealcalde y edil de Facenda, Julio Villanueva, acusaron a la oposición de intentar demorar y obstaculizar la entrada en vigor de las nuevas cuentas municipales. "No actuaron de muy buena fe, esperaron al último día para presentar sus alegaciones y lo hicieron con una intencionalidad clara", afirmaron. Una acusación que desde el PP rechazaron argumentando que el trámite sería el mismo aunque los escritos fuesen presentados el primer día. "A ustedes lo que les gustaría es no tener oposición", espetó Elena Estévez en otro momento del debate.

La sesión tuvo algún que otro momento tenso y Félix Juncal y Elena Estévez aprovecharon para recordar episodios pasados en la corporación. La exalcaldesa le recordó al actual regidor que el BNG actuó de la misma manera en 2005, cuando el PP gobernaba y sacó adelante los únicos presupuestos de ese mandato. A su vez, Félix Juncal cargó contra aquellas cuentas, la reforma fiscal aprobada entonces y la gestión económica que heredó el BNG en 2007, con una deuda por encima de los dos millones de euros. "Hoy estamos en una línea de equilibrio y solvencia financiera, sin deuda, con tres años de remanente positivo de tesorería y saldando el plan de pagos a proveedores con casi tres años de antelación", destacó el alcalde.

Subvenciones

La tensión siguió cuando desde el bipartito BNG-ACB responsabilizaron a la oposición de demorar el pago de las ayudas a las asociaciones culturales y clubes deportivos -con un aumento en las partidas de este año- debido a la presentación de las alegaciones, una acusación que fue rechazada de manera categórica. "Quienes las retrasan son ustedes, que se habían comprometido a pagar en un año las convocatorias de 2018 y 2019", respondió Elena Estévez.

Al final, después de un debate que se prolongó durante más de una hora, las cuentas municipales de 2020 salieron adelante con los ocho votos a favor del BNG y el del portavoz de ACB y edil de Facenda, Julio Villanueva.

La sesión plenaria volvió a celebrarse fuera del salón de plenos del Concello y se trasladó al auditorio del Centro Social do Mar para que se pudiesen cumplir las medidas de higiene y distancia social que marcan las autoridades sanitarias a raíz de la pandemia de la Covid-19.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

FaroEduca