09 de agosto de 2020
09.08.2020
Faro de Vigo

Vecinos de Banda do Río reclaman de nuevo medidas "contundentes" contra el botellón

Critican que no se haya celebrado aún una reunión con el Concello - Urgen la intervención de la Subdelegación

09.08.2020 | 00:59
Coches de la Guardia Civil y de la Policía Local, en la entrada de la playa de Banda do Río.

La Plataforma Vecinal de Banda do Río urge de nuevo medidas contundentes para evitar el botellón y hacer cumplir los horarios de los establecimientos de hostelería. Los vecinos reprochan al gobierno local que el anuncio realizado hace semanas de actuar con "contundencia" no se ha materializado y lamentan que todavía no se haya celebrado una reunión entre Concello y plataforma vecinal.

Desde el colectivo vecinal vuelven a dirigirse a la Subdelegación del Gobierno, a la que instan a "tomar medidas" y enviar patrullas nocturnas para hacer vigilancia. "Que controlen lo que sucede en algunas mal llamadas terrazas y que lo único que hacen es practicar el botellón sin las más mínimas medidas de seguridad".

La plataforma insiste en este requerimiento ya que tanto el Concello como la Policía Local de Bueu reiteran que las competencias en materia de seguridad ciudadana corresponden a la Guardia Civil. No obstante, contraponen esta explicación a lo sucedido hace una semana en el entorno de Massó, en Cangas, donde sí actuó la Policía Local y desde el Concello se anunciaron posibles sanciones. "Ante la infinidad de llamadas realizadas a la Policía de Bueu denunciando el botellón, la gente sin mascarillas y sin respetar límites y horarios, nos preguntamos cuántas actas y sanciones se han levantado", señalan.

Los vecinos de Banda do Río entienden que es urgente que tanto Concello como Subdelegación intervengan cuanto antes para evitar que la situación continúe agravándose y temen que se puedan llegar a producir altercados. "Llegamos al punto de que por parte de los infractores se llega al insulto y al acoso personal hacia quienes les recriminan su actuación a altas horas de la madrugada sin respetar ni horarios, el orden público ni el derecho al descanso de los vecinos".

Ante la ausencia de una convocatoria de la junta local de seguridad y de la prometida reunión con los vecinos de Banda do Río, la directiva vecinal manifiestan que "esperamos que el alcalde venga de vacaciones con las pilas bien cargadas" y con el ánimo de convocar a los portavoces municipales o a toda la corporación.

Las denuncias vecinales son una constante desde el inicio del verano, tanto por el botellón como por el incumplimiento de las medidas sanitarias impuestas a raíz de la situación sanitaria derivada de la Covid-19, como la obligación de llevar puesta la mascarilla protectora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca