02 de agosto de 2020
02.08.2020
Faro de Vigo

La comarca concluye sin una gota de lluvia el mes de julio más caluroso y seco en 16 años

- La temperatura media rozó los 22 ºC y durante varios días los termómetros se acercaron a los 35 grados - Por primera vez desde 2005 se completa todo el mes sin registrar precipitaciones ni un solo día

02.08.2020 | 00:48
Bañistas, ayer, en la playa canguesa de Rodeira.

El mes de agosto llega a la comarca con temperaturas más suaves que en las semanas anteriores, aunque la previsión del tiempo estima que este domingo los termómetros podrán alcanzar los 29 grados Celsius. Este descenso del calor supone un ligero respiro para los vecinos de O Morrazo que han sufrido un mes de julio sofocante, hasta el punto de que fue el julio con más calor al menos de los últimos 16 años, con una temperatura media de 21,9 ºC. La más alta de las temperaturas máximas llegó a los 34,7 grados mientras que la mínima se fijó en 13,6 grados. Hasta nueve de los 31 días de julio el termómetro superó los 30 grados. Destaca la ola de calor que sufrió la comarca entre los días 15 y 18 de julio, cuando el mercurio se acercó a los 35 ºC. Desde 2005, cuando hay registros localizados en Cangas, no se constató una temperatura media tan alta en el mes de julio, aunque sí se registraron olas de calor más intensas en años como el 2017, el 2014 y sobre todo en 2013 y 2016, cuando en días puntuales se superaron los 36 grados. Como curiosidad, el día más caluroso de la última década en la comarca fue el 8 de agosto de 2016, cuando los termómetros superaron los 37 ºC a la sombra.

Las altas temperaturas medias hicieron que el mes de julio marcado por el Covid-19 abarrotase las playas de la comarca prácticamente todos los días. Durante los fines de semana y festivos mantener la distancia social en los arenales fue prácticamente imposible. Son muchos los visitantes de otras zonas de España que eligieron en este año atípico a O Morrazo como su destino de vacaciones.

Pero el calor no es el único parámetro climático que marcó un récord en la comarca a lo largo del último mes. Además de ser el julio más caluroso fue también el más seco al menos desde el año 2005. Es más, de hecho este fue el único julio en el que las estaciones no registraron precipitaciones de ninguna intensidad a lo largo de ningún día. Hay que remontarse a los veranos de 2006 y 2016 para encontrar un mes de julio que se pueda comparar al actual en lo que a la falta de precipitaciones se refiere. Entonces llovió levemente durante dos jornadas.

En 2013 apenas se registraron en la comarca tres jornadas con lluvias y en 2005 fueron cuatro los días con precipitaciones. Esta falta de lluvia mantiene en alerta a los servicios de emergencias de la comarca ante el riesgo de incendios al encontrarse la masa forestal más seca de lo habitual a estas alturas.

Noches

El calor sofocante de este mes de julio se sintió también por las noches, aunque es cierto que la media de las temperaturas mínimas fue inferior a la de otros años como en julio de 2019 o de 2018, cuando los termómetros no bajaron de 14,6 y 15,7 ºC respectivamente.

En este sentido, el calor respetó algo más las noches de los morracenses este año que en ejercicios anteriores. La noche más calurosa registrada fue el 12 de julio, cuando los termómetros no llegaron a bajar de los 21 grados Celsius en ningún momento de la velada. La más fresca, por su parte, fue la noche del 3 de julio, cuando el mercurio cayó hasta los 13,6 grados.

En agosto, el mes vacacional por excelencia, se comprobará si los valores de lo que va de verano son puntuales o el intenso calor se prolonga justo en el año en el que menos recomendable es disfrutar de la playa debido a la pandemia de Coronavirus que está dejando rebrotes en buena parte de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca