14 de julio de 2020
14.07.2020
Faro de Vigo

El BNG vence en 19 de las 32 mesas de Cangas y el PP solo gana con claridad en su feudo de Aldán

La formación nacionalista se queda a solo trece votos de los populares, el PSOE sube pero es tercera fuerza en todas las mesas y la "marea", cuarta - Vox y Ciudadanos se quedan como fuerzas residuales en el municipio

14.07.2020 | 01:52

El BNG ha dado un salto espectacular en Cangas, donde practicamente triplica el número de votos con respecto a las elecciones autonómicas de 2016 y vence en 19 de las 32 mesas electorales del municipio, entre ellas en todas las de los colegios de Nazaret y San Roque, así como en las dos del Auditorio municipal, que acoge a los electores que hasta ahora votaban en el multiusos de Cimadevila. Con todo, el PP se mantiene como primera fuerza política del municipio, aunque solo con trece votos más que la formación nacionalista que encabeza Ana Pontón. Esa leve ventaja se sustenta en su feudo tradicional, la parroquia de Aldán -cuna de su portavoz municipal, José Enrique Sotelo, y del candidato y conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez-, mientras que el PSdeG-PSOE no logra vencer en ninguna mesa, a pesar de que experimenta una sensible mejoría del 7% con respecto a los anteriores comicios a la Xunta. La gran perdedora es la coalición formada por Podemos, Esquerda Unida y Anova, que pasa de ser la segunda fuerza a la cuarta en número y porcentaje de votos, aunque el descalabro no alcanza la envergadura del que sufre en el conjunto de Galicia y es Cangas uno de los escasos concellos donde supera el 8% de los sufragios emitidos. El apoyo a Vox es practicamente testimonial, al igual que el que reciben Ciudadanos y otras formaciones.

Con los datos en la mano, el BNG se confirma como principal heredera del electorado de En Marea, que en 2016 fue la primera fuerza en 20 de las 32 mesas de Cangas -y casi alcanza al los populares en votos-, una más que las que logra ahora la formación nacionalista. El PP mantiene la hegemonía en Aldán, Monte Carrasco, la Casa da Cultura, O Hío, y dos de las cuatro mesas de Rodeira -las otras son del BNG-, pero baja ligeramente en casi todas, aunque no más allá de la segunda posición, que no logra acaparar el PSOE en ningún caso. El bajón de los "comunes" encabezados por Gómez-Reino es general y se sitúa en cuarto puesto en todas ellas.

Los candidatos realizan valoraciones desiguales de los resultados. El portavoz municipal del PP, José Enrique Sotelo, reconoce que "no son los resultados que quisiéramos, pero son los que las canguesas y cangueses han querido y en política los ciudadanos siempre tienen la razón". Aunque así, recuerda que los populares "seguimos siendo la fuerza mayoritaria también en Cangas", aunque por un margen muy escaso. Cree que el ascenso del Bloque Nacionalista Galego se debe a un "trasvase de votos de la izquierda en masa al BNG", que aún así no le han valido para auparse al primer puesto. Ni en Cangas ni, menos aún, en Galicia, que "seguirá gobernada otros cuatro años por un presidente del PP" y con compromisos "irrenunciables".

Por parte del BNG, su portavoz municipal, Mercedes Giráldez, abunda en unos "resultados históricos" que les permiten vencer por primera vez en 19 mesas repartidas por todo el municipio, entre ellas todas las de los colegios electorales de San Roque, Nazaret o Auditorio. En su opinión, el "éxito" del BNG son resultado de preservar y ser el BNG", aunque reconoce una sensación agridulce y "sentimientos encontrados". Por una parte, de tristeza por no haber logrado arrebatar la Xunta al PP, y por otra, de alegría "por estos grandes resultados que triplican nuestra representatividad". La formación nacionalista se compromete a "perseverar, corregir los errores y trabajar duro" para ampliar y consolidar la confianza de la ciudadanía y convertirse en "alternativa y motor de cambio" de la sociedad gallega.

También han subido en representación los socialistas cangueses, que se muestran "contentos de haber mantenido el tipo y de seguir creciendo elección tras elección, en palabras de su secretario de Organización y concejal en el gobierno bipartito, Eugenio González. Recalca que el PSdeG-PSOE cosecha en Cangas mejores resultados que en el conjunto de Galicia, aunque lamenta que ese avance no sirva en la práctica para destronar al Partido Popular en la presidencia de la Xunta. En todo caso, y al igual que Mercedes Giráldez, felicita a los populares por los resultados obtenidos en las urnas y a Alberto Núñez Feijóo por seguir al frente de la Xunta, y también concluye que el electorado gallego ha dictado que "los experimentos con gaseosa no sirven aquí", en referencia a la debacle de las antiguas "mareas" que aglutinan distintas siglas en torno a una candidatura.

Esa es una realidad que no esconde el alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, militante de Esquerda Unida. Los resultados electorales le merecen una "valoración negativa" porque la ciudadanía ha vuelto a dar la presidencia de la Xunta a Núñez Feijóo, que refuerza su mayoría absoluta, y porque la confluencia de fuerzas de izquierda ha dilapidado en muy poco tiempo un amplio capital político surgido en buena parte en el municipio cangués. "La oposición lleva años repartiéndose lo que sobra", y buena parte de esos votos los ha acaparado el BNG, formación a la que reconoce un "buen trabajo en el Parlamento de Galicia" en los últimos años. Pazos lamenta que la "ilusión" generada por Alternativa Canguesa de Esquerdas (AGE) haya acabado "partida en mil pedazos" debido a las liortas internas de las distintas fuerzas que aglutinaba y que atribuye a "los mismo dinamiteros de siempre". Con ese panorama, Pazos reconoce que no le sorprenden mucho los malos resultados obtenidos, aunque cree que en Cangas "salvamos un poco el tipo", al ser uno de los municipios de Galicia donde la formación ha obtenido mejores resultados, lo que atribuye al "trabajo político y la gestión" municipal en estos últimos años.

Dolores Hermelo, sin cargo

Los buenos resultados del PPdeG han sido menos abultados en la provincia de Pontevedra y no han sido suficientes para que la concejala canguesa Dolores Hermelo entre en el Parlamento de Galicia como diputada, aunque ya no se presentaba en puestos "de salida". En todo caso, celebra el respaldo de la ciudadanía y está "contenta" con los resultados que permiten a Feijóo revalidar la presidencia de la Xunta y avanzar en las políticas puestas en marcha desde 2009. "Tenemos por delante el reto de seguir recuperando a las personas e implicarlas en un proyecto bueno para Cangas, donde lo que importe sean los hechos y no los eslóganes". El objetivo es que Galicia, y Cangas, "caminen hacia delante con un proyecto firme en lo social, sanitario y económico", un objetivo en el que se comprometen a trabajar, recalca.

Entre los logros de esta cita electoral, el PP puede atribuirse el fagocitar a formaciones que, como Ciudadanos o Vox, le han restado algunos votos, pero no los suficientes para poner en riesgo su cuarta mayoría absoluta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca