11 de mayo de 2020
11.05.2020
Faro de Vigo

Unos 140 bateeiros de Arousa llegan para poder extraer mejilla en Cabo Home

La Guardia Civil solo dejó pasar a un grupo de seis y con ellos bajaron a Punta Subrido otros seis percebeiros

11.05.2020 | 14:49

Un pelotón de 140 bateeiros de la ría de Arousa llegó pasadas las 10:30 horas a Cabo Home, en Cangas, con la intención de poder trabajar en la extracción de mejilla bajo la protección de la Guardia Civil, después de que la semana pasada seis de ellos no pudieran por la presión de los percebeiros de la Cofradía de Cangas, que se niegan a que lo hagan por los daños que retirar la semilla de mejillón causa a este crustáceo.

Un amplio despliegue de Guardia Civil, con 35 agentes de diferentes unidades, ya estaba en Cabo Home, en Donón, desde primera hora de la mañana, adonde también acudieron los 30 percebeiros del Plan de Cangas.

Los bateeiros se encontraron, sin embargo, que no pudieron acceder hasta Cabo Home y fueron parados en un control de la Guardia Civil en Viñó, kilómetros antes de Donón. Allí permanecieron hasta que a las 13:30 se le permitió bajar a los acantilados de Punta Subrido pero solo a un grupo de seis de ellos. También se autorizó la bajada de otro grupo igual de percebeiros. Los bateeiros acusan tanto a percebeiros como a Guardia Civil de intentar agotar el tiempo que tienen para trabajar, que acaba a las tres y media de la tarde.

Los mejilloneros insisten mucho en que tienen permiso y que se le estaba privando del mismo. Tildan a los percebeiros de "banda organizada" y recuerdan que fueron ellos -los bateeiros-lo que llamaron a la Guardia Civil para que les aseguraran el derecho a trabajar y que, en un principio, les dijeron que sí, que si tenían permiso iban a pasar todos. En el transcurso de la mañana cambió la situación y al final solo se permitió a seis.

El patrón mayor de Cangas y el gerente de la Cofradía, Javier Costa y David Fernández, respectivamente, propusieron, cuando llegaron los seis primeros bateeiros para bajar a trabajar al acantilado si querían sentarse a negociar, y lo rechazaron. Los bateeiros lo consideraron una "estrategia" para que pudieran trabajar durante menos tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

FaroEduca