29 de abril de 2020
29.04.2020
Faro de Vigo

Afamo inicia la estimulación a domicilio para atajar el deterioro de mayores con alzhéimer

Atiende a personas afectadas en 58 viviendas de la comarca -Un equipo de 21 profesionales se formó en prevención de riesgos -La pérdida de rutinas empeoró el estado de muchos usuarios

29.04.2020 | 01:33

La asociación de familiares de personas con alzhéimer y otras demencias (Afamo) ha puesto en marcha un programa gratuito de estimulación integral en el domicilio. Un equipo profesional formado por 21 personas inició su trabajo en 58 domicilios de todo O Morrazo con el objetivo de atajar el avance en el deterioro que las personas afectadas sufrieron en las últimas semanas tras la interrupción de la atención terapéutica en el centro de día ubicado en Moaña, que tuvo que cerrarse por el decreto de confinamiento que siguió a la declaración del Estado de Alarma. Desde el 16 de marzo este espacio está cerrado.

El equipo profesional de Afamo está formado por una coordinadora, una trabajadora social, una educadora social, una enfermera, una fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, dos psicólogas y 13 gerocultoras. Todas ellas han recibido formación específica en prevención de riesgos y medidas de seguridad antes de iniciar la estimulación a domicilio. Cada profesional cuenta con varios equipos de protección individual, uno por cada domicilio al que acude. Por protección de los mayores, además de mascarillas, los terapeutas usan pantallas protectoras.

Este programa busca responder a la necesidad de que los usuarios continúen con las terapias que estaban llevando a cabo antes del confinamiento, además de contribuir a dar un descanso a las personas cuidadoras. "Se trata de trasladar los servicios que Afamo ofrece habitualmente a los hogares de las personas usuarios y sus familias", explican desde el colectivo. Estas terapias incluyen estimulación cognitiva y funcional centrada en la personas y adaptada a las distintas fases de la enfermedad. Incluyen también fisioterapia, enfermería y atención psicológica.

En las primeras semanas del confinamiento el personal de Afamo continuó apoyando a las familias y a las personas con demencia pese al cierre, con un contacto periódico con todas las familias "para dar directrices y consejos que les fuesen ayudando a adaptarse a esta nueva situación". La pauta principal y que más repiten es la necesidad de generar nuevas rutinas y tratar de involucrar a los mayores con alzhéimer en las actividades de la vida diaria. "Sobre todo, es necesario que las familias tengan mucha paciencia", reconocen desde Afamo. También se les facilitó a los familiares material y actividades para realizar.

Sin embargo, se recurrió al nuevo programa de atención a domicilio porque desde Afamo reconocen que la interrupción de la atención terapéutica que los mayores con algún tipo de demencia reciben en su centro de día supuso "un avance en su deterioro". Esto se reflejaba en una mayor desorientación, pérdida de tono muscular, problemas de movilidad, aparición de úlceras o alteraciones conductuales, entre otros problemas que fueron detectando sus profesionales. "Este avance en el deterioro lleva aparejada también una mayor sobrecarga que sufren las personas cuidadoras", alertan las profesionales de Afamo. De ahí que pusieran en marcha un programa a domicilio mientras no se puedan desarrollar actividades en sus instalaciones. Las profesionales de este colectivo alertan de que las personas afectadas de demencia "sufrieron un cambio brusco en su vida diaria que les está afectando especialmente en sus rutinas y su forma de relacionarse con su entorno.

Reapertura

Más allá de esta nueva atención la Federación Alzhéimer Galicia y todas las asociaciones que la componen, como Afamo en el caso de O Morrazo, consideran que los centros de día terapéuticos de atención especializada deberían reabrir sus puertas lo antes posible, con todas las medidas de seguridad y todas las garantías. Entienden que su carácter terapéutico convierte en esenciales a estos servicios.

La Diputación anunció ayer que incluye a Afamo entre las 66 entidades sociales de Pontevedra a las que ayuda con una inyección que supone un total de 470.000 euros en toda la provincia. El resto de proyectos subvencionados se ocupan de tareas como bancos de alimentos, atención a la infancia, intermediación laboral, atención de pacientes oncológicos o estimulación para personas con síndrome de Down.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

FaroEduca