27 de abril de 2020
27.04.2020
Faro de Vigo

"Vellez Digna" insiste en que la justicia actúe de oficio por las muertes en las residencias

Reprocha la "hostilidad" hacia ellos en el auto del Juzgado de Cangas de sobreseimiento de la investigación

27.04.2020 | 13:43
"Vellez Digna" insiste en que la justicia actúe de oficio por las muertes en las residencias

El presidente de la Asociación Vellez Digna, de usuarios de residencias de mayores, el cangués Xosé Bernárdez Solla, respecto al auto del Juzgado de Cangas de sobreseimiento de la primera denuncia contra cuatro centros del gruo DomusVi, en concreto el de Aldán (Cangas), asegura que aunque lo acatan, discrepan de las excesivas formas empleadas, que no lo van a recurrir porque se les exige abogado y procurador y no van a emplear el dinero de la asociación, pero siguen insistiendo en que hubo indicios de delitos de abandono, negligencia o denegación de auxilio y que seguirán pidiendo que la justicia actúe de oficio. Critican que en el auto dictado por el Juzgado de Cangas con el sobreseimiento de la investigación, se "ensaña" con este colectivo, "sin motivo".

Señalan que los motivos que ven como recurribles son, en primer lugar que el Juzgado resuelve sobre un asunto que no iba dirigido a Cangas, sino a la Fiscalía Superior de Galicia, "por lo que no entendemos que lo paralice y resuelva este juzgado, que lo que esperábamos es que le dieran trámite cara a Fiscalía, bastaba con leer el encabezamiento, y ya se encargaba la Fiscalía de remitirla a todos los juzgados". Añade que, además, el juzgado resolvió un asunto que excede el ámbito territorial ya que se denunciaron a cuatro residencias del grupo DomusVi (Vigo, Cangas, Santiago y Carballo), dos de ellas en la provincia de A Coruña y las otras dos en la de Pontevedra. Por lo tanto entiende que "no compete" resolver sobre ello únicamente a este juzgado, solo sobre la parte de la residencia de Aldán, en Cangas.

En cuanto al argumento del auto de que "faltan datos y hechos concretos, más allá de los ya conocidos a través de la prensa o de la administración" y que no fueron suficientes para que la administración de justicia abriese una investigación de oficio, dice que por eso lo denunciaron y que aportaron el siguiente relato de que para ellos, sí que son hechos y, cuando menos, indicios de delitos de abandono, negligencia o denegación de auxilio, con el resultado, al menos, d.e 26 muertos en Aldán y de 24 en Barreiro (Vigo). En esa relación de hechos alude a que las residencias son los lugares más sensibles de todos los posibles escenarios, ya que en ellas se concentran los casos más débiles y el principal grupo de riesgo; que en las denunciadas no se realizaron desinfecciones, ni limpiezas adecuadas, ni se aplicaron medidas adicionales recomendadas por Sanidade; tampoco se reforzó el personal de atención directa, a pesar de ser indispensable para aplicar correctamente los protocolos que desde la administración sanitaria se iban recomendando; que se puede entender que al principio es una negligencia, pero cuando ésta es reiterada en el tiempo y con unas consecuencias tan graves como conocidas, notorias y advertidas, se puede considerar una conducta dolosa; y que las condiciones para facilitar la aparición y la propagación del virus, llevan muchos días permitiéndose en las residencias de este grupo"

Señala que cada día que pasa se está perdiendo capacidad probatoria en las residencias y con la lentitud de la justicia y la no investigación, lo único que se consigue es que que el grupo empresarial gane más tiempo para deshacerse de las pruebas. Saben pro la prensa que las fiscalías tienen investigaciones abiertas pero, "por lo menos en Aldán o en Barreiro no están tomando declaración a nadie, ni van a las residencias a comprobar aún nada".

Bernárdez Solla no entiende un auto que ante la gravedad de lo que ocurre, ordene el sobreseimiento sin practicar unas mínimas comprobaciones, ni siquiera llamar a declarar al personal de la residencia, Sergas o familiares.

Califica de "desafortunadas" las expresiones que se recogen en el auto hacia ellos como "El mínimo respeto a los fallecidos y enfermos, y al personal que trabaja en el cuidado de los mismos, que en muchos casos son también enfermos, requiere una seriedad en la investigación de los hechos producidos, sin que se produzca una exhibición mediática incluso antes de que se haya producido ningún pronunciamiento respecto del fondo por ningún órgano judicial." No acepta que denunciar la presunta negligencia en estas residencias sea una falta de respeto y considera que en el auto se les trata con "hostilidad", cuando asegura que los ciudadanos deben de buscar amparo en la justicia "y cuando acudimos a ella, nos consideramos insultados y maltratados". Dice que es el colmo de que el motivo de acusarnos de falta de respeto, es no haber hecho ellos, como familiares de residentes, una investigación seria "estamos perplejos".

Aclara que trasladar una información a la Fiscalía, no les debe convertir en enemigos de la justicia, ni en peligrosos delincuentes.

Sobre la falta de medios, que en el auto y respecto a la denuncia se señala que "recoge una mera recopilación de falta de medios materiales y personales .... ... que se ha producido en todos los ámbitos médicos y asistenciales y no solamente en las residencias de mayores, sino en el conjunto de la sociedad, ...." , el presidente de Vellez Digna asegura que algo muy parecido argumenta DomusVi, y sí la falta de medios pudo haber también en otros ámbitos, pero la de personal "no nos parece tan excusable" y dice que la falta de personal fue ilegal y trabajaban y trabajan hoy por debajo del ratio mínimo, algo denunciado desde hace años. Entiende que esa falta de personal fue el motivo de que no se hicieran las desinfecciones, ni las limpiezas indicadas y por lo que no se aplicaron las medidas preventivas de Sanidade, fruto de lo cual ahora hay en Aldán 91 contagiados y 26 fallecidos.

Por último considera que las residencias no son el conjunto de la sociedad, que es obvio que en ellas se deben extremar las precauciones, ya que estaba reciente lo que ocurría en las de Madrid, y no se hizo, por eso ahora entre los 21.000 residentes gallegos se concentra el 40% de los fallecimientos y el 20% de los contagiados de toda Galicia. Reprocha que en el auto se diga "Los enfermos y residentes han estado sometidos a un control médico y en estos momentos, a un cambio en la gestión por parte de la Xunta de Galicia, ninguno de los órganos competentes han puesto en conocimiento la existencia de situaciones que puedan resultar delictivas, ... ". Bernárdez asegura que no saben si por parte de los médicos se puso en conocimiento o no, pero ante una denuncia y tantos fallecimientos, "bien se pudo haberlos llamado a declarar" y que si las residencias de Aldán y de Barreiro fueron intervenidas por la Xunta, "por algo sería esta medida excepcional".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca