27 de febrero de 2020
27.02.2020

El Igape estrena el primer coworking de la comarca con 16 proyectos pero sin afectados del naval

Ayudará a poner en marcha empresas de tecnología y talleres textiles -Los empresarios con deudas no lo ven como una solución

27.02.2020 | 02:21
Representantes del Igape y el Concello en la puesta en marcha del proyecto. // Gonzalo Núñez

El director del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), Juan Cividanes, acudió ayer al Patronato Beiramar de Moaña para poner en marcha la primera edición del coworking de O Morrazo que pone en marcha la Consellería de Economía en colaboración con la Escola de Organización Industrial (EOI). En este proyecto participan los promotores de 16 proyectos empresariales de diversa índole, que recibirán formación, asesoramiento y tutoría durante los próximos cinco meses para desarrollar sus iniciativas. Sin embargo, el proyecto se puso en marcha sin la presencia de los empresarios auxiliares de sector naval afectados desde hace años por el impago de facturas por parte de grandes astilleros.

Colaborar en una segunda oportunidad para estos empresarios del naval era uno de los principales objetivos de este coworking. La semana pasada y esta misma, desde la Xunta, trataron de que los afectados por los impagos se sumasen al proyecto, sin éxito. Su portavoz, Balbino Barcia, reiteró ayer que estos cursos y asesoramiento no suponen una solución para ellos, pues la mayoría, por edad, no tienen previsto volver a emprender. "Queremos que nos ayuden a saldar las deudas que tuvimos que suscribir con los bancos por los impagos. Y estos cursos no nos ayudarán en este sentido. Pedimos que se aplique el mismo tratamiento que en el caso de Factoría Naval de Marín, por ejemplo", indica Barcia. Lamenta también que los cursos del coworking sean entre semana, "cuando buena parte de nosotros trabaja por la semana en zonas como Asturias o el País Vasco". Piden, como ayuda mínima, que se les garantice la justicia gratuita.

Sobre los proyectos que sí forman parte del coworking, son desarrollados por 16 emprendedores -10 mujeres y 6 hombres- que participan en la aceleradora empresarial. Proponen negocios que ofertarán servicios de asesoramiento a profesionales y pequeñas empresas en diversos ámbitos; nuevas tecnologías y contenidos web; un gabinete de mediación para evitar soluciones contenciosas; así como la creación de talleres textiles y la habilitación de espacios compartidos de producción en este campo.

La economía circular, el turismo y los servicios relacionados con la salud y la atención a personas mayores son otros de los temas en los que pretenden emprender los participantes en el coworking.

En estos mismos días darán comienzo también las acciones de formación y asesoramiento en el resto de espacios de coworking de la red impulsada por la Xunta. Desde la Consellería de Economía explican que además de la de O Morrazo se pondrán en marcha dos nuevas aceleradoras de empresas como la de O Ribeiro, situada en el municipio ourensano de Cenlle, o la de Palas de Rei, en Lugo. La primera se centrará sobre todo en promover empresas de agroalimentación, turismo rural y economía circular. La de Lugo se centrará en fomentar el emprendimiento alrededor del Camiño de Santiago.

En la inauguración de ayer el director del Igape, Juan Cividanes, animó a los participantes a impulsar el ecosistema emprendedor de la comarca de O Morrazo "mejorando su competitividad". Destacó también la vocación y el dinamismo empresarial que demuestran con la puesta en marcha de iniciativas centradas en sectores como las TIC, la moda y los servicios de consultorías a Pemes.

Nuevas protestas

Además de declinar la participación en estos cursos ofrecidos desde el Igape, los empresarios afectados por el naval y organizados en una plataforma apuntaban ayer a que organizarían nuevas acciones de protesta en la calle, para exigir una solución a sus problemas aprovechando la cercanía de las elecciones autonómicas.

En la plataforma de afectados se han organizado 13 empresarios, gran parte de ellos de Moaña, que acumulan en torno a 6 millones de euros de deudas desde hace años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca