24 de febrero de 2020
24.02.2020
I
Seguridad ciudadana

Prisión para el autor de los robos en Cangas que volvió a actuar al día siguiente de ser detenido

Un grupo de comerciantes se concentró delante del Juzgado

24.02.2020 | 02:21

La titular del Juzgado 2 de Cangas decretó el ingreso en prisión del presunto ladrón reincidente que volvió a robar un día después de haber sido detenido con otro en una operación llevada a cabo por la Guardia Civil en colaboración con la Policía Local para poner fin a la oleada de robos a establecimientos en la localidad. El viernes ambos vecinos habían pasado a disposición judicial y quedaron en libertad lo que originó el malestar de comerciantes que hoy se concentraron delante del Juzgado.
Lo cierto es que los ladrones fueron detenidos in fraganti robando en una panadería, pasaron a disposición judicial, quedaron en libertad y menos de 48 horas después volvieron a detener a uno de ellos robando en una floristería de Cangas. Esta es la historia resumida de dos vecinos cangueses, que se sospecha que están detrás de los robos en locales comerciales del municipio y que motivó la aparición de carteles amenazantes en varios establecimientos, hartos de sufrir estos robos. Las primeras detenciones fueron en la madrugada del jueves y la segunda fue en la medianoche del sábado al domingo. Las dos personas implicadas son sobradamente conocidas por las fuerzas de seguridad puesto que acumulan más de medio centenar de antecedentes policiales.

La ola de robos registrados en los últimos meses en comercios de Cangas motivó la apertura de operación por parte del cuartel de la Guardia Civil de Cangas. Al mismo tiempo se estableció junto a la Policía Local un "amplio despliegue preventivo" para evitar que los hechos se repitiesen e identificar y detener a los presuntos responsables.

En ese marco alrededor de las 1.30 horas del jueves se practicaron las primeras detenciones. La Guardia Civil localiza a dos personas sospechosas cuando caminaban por una calle del casco histórico y se realiza un seguimiento. Poco después sorprenden a los dos hombres con las manos en la masa. Casi literalmente. Uno de ellos entró en una panadería y el otro esperaba en el exterior realizando labores de vigilancia. Este mismo establecimiento comercial ya había sufrido un robo el 6 de febrero.

Mochila y herramientas

Los agentes se incautaron de una mochila en la que los sospechosos llevaban instrumentos y herramientas para cometer sus robos. En concreto portaban una navaja, dos destornilladores, una linterna, un gorro de tela negra y guantes de lana. Al mismo tiempo se les incautó de una bicicleta, que emplearían para sus desplazamientos.

Ambos detenidos son vecinos de Cangas, de 50 y 34 años de edad respectivamente y con un largo historial de antecedentes policiales. Más de medio centenar de delitos entre ambos, según precisan desde la Guardia Civil. Los dos varones fueron puestos a disposición judicial del juzgado de instrucción de guardia en Cangas, donde poco después se decretó libertad provisional para ambos sospechosos.

Al menos uno de ellos parece que no estuvo mucho tiempo mano sobre mano. En la medianoche del sábado al domingo la Policía Local de Cangas recibió una llamada desde la calle San José. Una persona alertaba de que alguien había entrado en una floristería cercana al cementerio municipal. Cuando la patrulla se personó en el lugar se encontró con Juan José P.R., que es uno de los dos vecinos que había sido detenido hacía menos de 48 horas.

Los agentes lo sorprendieron con una bolsa en la que llevaba más de 100 euros en monedas, que procedían del cambio que se guardaba en la caja registradora del local comercial. La Policía Local avisó al puesto de la Guardia Civil de Cangas, que se hizo cargo del detenido hasta su puesta a disposición judicial en los juzgados de la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca