23 de febrero de 2020
23.02.2020
Faro de Vigo

La Policía detiene en Bueu a un joven por intento de atropello a los agentes y tenencia de drogas

La patrulla le dio el alto para un registro y el detenido hizo caso omiso a la orden - Los policías tuvieron que echarse a un lado para no ser arrollados y sufrieron heridas leves

23.02.2020 | 02:48

La Policía Local de Bueu detuvo el viernes a un joven de la localidad por posesión de drogas y por intentar atropellar a los agentes que le dieron el alto. Por la primera de las acusaciones se enfrenta a una sanción de carácter administrativo, mientras que por la segunda podría enfrentarse a un posible atentado contra la autoridad con uso de vehículo a motor puesto que los policías tuvieron que apartarse para evitar el atropello. Los agentes sufrieron heridas leves, que no revisten gravedad.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del viernes dentro del término municipal de Bueu, tal como explican desde la jefatura de la Policía Local. El detenido es un joven de 25 años que responde a las iniciales S.F.M., que es natural del municipio. Los agentes ya lo habían identificado en otras ocasiones por tenencia de sustancias estupefacientes y sospechan que podría dedicarse a la venta a pequeña escala. El viernes le dieron el alto cuando circulaba con su coche y en un primer momento S.F.M. hizo caso omiso a la orden de la patrulla: siguió hacia adelante, obligando a los dos agentes a echarse a un lado para evitar el atropello. Finalmente detuvo el coche y llegó a salir del interior, momento en el que presuntamente habría aprovechado para intentar deshacerse de parte de la droga que portaba.

La patrulla, según explican desde la jefatura de la Policía Local de Bueu, lo interceptaron y consiguieron recuperar parte de los estupefacientes que llevaba consigo. La cantidad incautada fue de 30 gramos de marihuana y de algo más de 5 gramos de lo que en principio se sospecha que es cocaína.

Las cantidades finalmente intervenidas solo permiten formular una denuncia por vía administrativa, aunque el hecho de que no parase el coche y que los agentes tuviesen que apartarse para evitar ser arrollados puede tener una calificación mucho más grave porque podría tipificarse como un posible atentado contra la autoridad.

La Policía Local de Bueu requirió la presencia de una patrulla de la Guardia Civil y se procedió a realizarle al joven detenido la prueba de alcoholemia y de consumo de drogas. En el test de alcohol dio negativo, mientras que en el de estupefacientes dio positivo por consumo de THC o tetrahidrocannabinol, que es el principal componente psicoactivo del cannabis. La Policía Local instruyó las diligencias y finalmente la Guardia Civil se hizo cargo de S.F.M., que quedó en libertad y que deberá acudir a declarar a los Juzgados de Marín cuando sea requerido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca