16 de enero de 2020
16.01.2020
Faro de Vigo

Afamo amplía su aula de estimulación en el centro de Moaña a cinco días y 17 usuarios

La terapia para afectados de alzhéimer con un deterioro leve se extiende a toda la semana -Otra decena de mayores participan en los talleres en la parroquia de Domaio

16.01.2020 | 02:42
Representantes del Concello, de Afamo y del Club de Xubilados de Moaña.

La asociación de familiares de enfermos de Alzhéimer, Afamo, reforzó esta misma semana sus servicios en Moaña a aquellos mayores que sufren esta enfermedad u otro tipo de demencia en una fase de deterioro leve. Y es que pasa a ofertar sus talleres de estimulación y fomento de la autonomía de tres a cinco días por semana en el centro urbano. Este incremento se logró gracias a una subvención de la Consellería de Política Social y permitió ya incrementar los usuarios de 12 a 17. A esto hay que sumar los talleres que se ofertan en la parroquia de Domaio y que cuentan con una decena de usuarios y todavía tienen capacidad para más personas en estas fases iniciales del alzhéimer.

En el centro de Moaña los talleres se imparten por la mañana, ahora de lunes a viernes y tres horas cada día. En Domaio se imparten en horario de tarde. Los locales municipales del Club de Xubilados de Moaña y del Club de Xubilados de Domaio son los espacios en los que se imparten estos talleres, que Afamo también pone en marcha para los cangueses en la Casa da Bola, con 17 usuarios.

Desde la entidad comarcal de apoyo a enfermos de alzhéimer explican que las personas que se benefician de este programa participan en actividades especificas de orientación, de estimulación cognitiva, de acciones propias de la vida diaria e incluso de actividad física encaminada a trabajar la psicomotricidad de los mayores.

La concejala de Benestar Social, María Ortega, mostró su agradecimiento a Afamo "por la labor necesaria que realiza con las personas que sufren algún tipo de trastorno cognitivo" y también puso en valor la "generosidad" de los clubes de jubilados que permiten estas actividades en sus locales municipales. Además de detectar lo antes posible las enfermedades relacionadas con el alzhéimer y retrasar su evolución, María Ortega destaca de Afamo que con programas como este "permite un respiro que es muy importante para las familias cuidadoras".

El Concello señala que intensificará más las relaciones con Afamo, colectivo a través del que Benestar Social organiza sus talleres de memoria, destinados en este caso a todos los vecinos mayores de 55 años y que cuenta ya con 9 aulas en la mayor parte de barrios y parroquias del municipio.

En estos momentos Afamo cuenta con casi 200 usuarios del taller de memoria, además de más de 50 en su centro de día y otros 20 que participan en la terapia de estimulación, solo en el municipio de Moaña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca