01 de noviembre de 2019
01.11.2019

Patrimonio da el visto bueno a la regularización del cementerio Darbo II

Falta el informe de Sanidade para solucionar un conflicto que lleva años preocupando a los que compraron nichos

01.11.2019 | 02:20
Cementerio de Darbo. // Santos Álvarez

Patrimonio de la Xunta de Galicia ya informó favorablemente a la legalización del cementerio privado de Darbo, que se empezó a construir en 1990 por la empresa. Ahora solo falta el informe de Sanidade. Fue la empresa Francisco Pousada Barreiro, en representación de la empresa Cantycons S.L. quien solicitó en abril de 2019 tramitar la documentación para obtener el permiso de Patrimonio y Sanidad para la regularización del camposanto.

El denominado cementerio Darbo II se asienta sobre una superficie de 1.465 metros cuadrados y dispone de 1.708 nichos, 60 más de los que figuraba en el proyecto original y una edificación auxiliar de 120 metros. El propietario de la empresa se ampara en la nueva normativa de sanidad mortuoria que, a través de procedimientos extraordinarios, alivia los requisitos exigidos hasta ahora y abre la vía para su legalización definitiva. El propietario se acoge a la disposición adicional primera del decreto 151/2014 de Sanidade Mortuoria, para realizar la petición. La propuesta consiste en que el camposanto privado fuese cedido al municipio por los teóricos propietarios y después el Concello de Cangas se los otoraría en régimen de concesión por 99 años prorrogables por otros tantos.

Patrimonio concluye en su informe que llegó al Concello de Cangas a mediados de septiembre, que teniendo en cuenta la normativa citada y las características de los bienes afectados, la regularización del cementerio solicitada, en los términos de la disposición adicional primera del decreto 151/2014 de Sanidade Mortuoria de Galicia, sin perjuicio y del cumplimento del resto del ordenamiento vigente y compatible con la protección del Patrimonio.

También señala el informe que "los trabajos ya ejecutados en el cementerio y los que se pretenden ejecutar, sin perjuicio de terceros y del cumplimento del resto del ordenamiento vigente, es compatible con la protección del patrimonio con el cumplimiento de la siguiente condiciones: en la construcción delos nuevos muros de piedra para completar edificaciones existentes, se empelarán preferentemente piedras de la zona y, en cualquier caso, correspondientes a variedades litológicas lo más parecidas, además de otras, así como no se admitirá el empleo de elementos de sombra o ocultación pegadas a las verjas metálicas".

La intervención de Patrimonio se debe a que la autorización se pretende realiza en el entorno de la iglesia de Santa María de Darbo y el cruceiro, bienes catalogados en el planeamiento municipal del Concello .

El concejal de Obras, Eugenio González, confía en que el informe de Sanidade también sea positivo y se ponga fin a un problema de décadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca