10 de septiembre de 2019
10.09.2019

El sabor tropical deja su impronta en Darbo

La Banda de Música de Salceda de Caselas ofreció un espectáculo que encandiló a los asistentes

10.09.2019 | 01:28
Los asistentes disfrutaron de la romería // Santos Álvarez
Puesto de comida en la carballeira de Darbo. // Santos Alvarez

Ya fue difícil encontrar el domingo por la tarde un lugar donde tomar un café en la villa de Cangas, pero hoy se puso casi imposible encontrar un local para comer. Los pocos que estaban abiertos estaban llenos y en otros te invitaba cortesmente a no sentarte a la mesa: "Tenemos demasiadas comandas sin atender y usted tiene prisa siempre". Así queda Cangas cuando hay fiesta en Darbo. ¡Y que caramba, un día se puede pasar sin comer! En otro duelo de Bandas de Música, la Unión Musical de Meaño trató de agradar, pero aún estaba fresco el grato recuerdo de la Banda de Música de Salceda de Caselas.

A ritmo tropical, la Banda de Música de Salceda de Caselas montó una grande en el concierto del domingo por la tarde-noche. Se movían los músicos, los instrumentos y, también, las doloridas caderas de los jubilados, que siempre están prestas para un buen baile. Su actuación fue muy comentada y se subió a las redes sociales que hicieron más grande su presencia en Darbo.

El programa de ayer anunciaba la actuación de la Banda de Música de la Unión Musical de Meaño, que ofreció concierto a las 20.00 hora en el atrio de la iglesia. Por la mañana hubo procesión. La Virgen de Darbo volvió a salir por la carballeira, ya mucho más vacía que el domingo, y con el mismo vestido. También salió Santa Ana. La verbena corrió a cargo de las orquestas Capitol y Pontevedra, que trataron de amenizar una noche que se puso fría y con lluvia, por momentos. La Policía Local no dio cuenta este año de problemas en Darbo, ni tampoco las ambulancias tuvieron mucho trabajo como consecuencia de esta romería que toca a su fin, que no deja de ser el principio de la romería del próximo año.

Ahora sí que ya es después de Darbo, por lo que el municipio de Cangas tiene que volver a la fuerza a la realidad del quehacer diario. ¡Viva Darbo!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca