05 de septiembre de 2019
05.09.2019
El regreso a las aulas y Puesta a punto de los centros escolares

Educación confirma que las clases en el colegio de O Hío comenzarán a tiempo pese a las obras

La conselleira Carmen Pomar visitó la rehabilitación de este centro - Aunque asegura que los trabajos "son compatibles", obligarán a reubicar a LOS alumnos de 5º y 6º de Primaria, el comedor y el aula de música

05.09.2019 | 01:53

Falta una semana para que comience el curso escolar en Infantil y Primaria y las aulas del colegio de O Hío están totalmente levantadas. Pero las clases comenzarán con la apertura oficial del curso, el próximo miércoles día 11. Así lo confirmó la conselleira de Educación, Carmen Pomar, en una visita ayer al centro, en lo que fue también su primera visita oficial a Cangas desde que hace un año es conselleira y que no pasará desapercibida para el gobierno local que asegura que no fue invitado.

Pomar asegura que las obras seguirán en el centro con los alumnos dentro, pero serán compatibles con la actividad en las aulas y solo no se podrá utilizar la planta 2 de las 4 del colegio, pero ello no implicará retraso en la vuelta al colegio, añadió para transmitir tranquilidad a los padres.

La planta 2 o superior del colegio alberga habitualmente las aulas de 5º y 6º de Primaria, la especialidad de música y los talleres de arte y cocina. Los 35 alumnos de esta dos aulas serán recolocados en la planta principal mientras no acaben las obras. En la planta -1 de infantil, que se espera que esté operativa para el inicio del curso, se reubicará música. Por lo que respecta a la planta -2, que se utilizaba de almacén y acoge el comedor de catering, las obras obligarán al traslado de este servicio al comedor de infantil, que se habilitará unos días mientras no concluyan los trabajos.

El colegio, que data de 1972 y cuenta con unos 170 alumnos, está siendo sometido a una rehabilitación integral con una inversión por parte de la Consellería de Educación de 810.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

"Un antes y un después"

"Va a haber un antes y un después", aseguró Pomar. Aparte de mejorar los aspectos más estéticos del centro, con distintos colores en las aulas, según un estudio cromático realizado por expertos, y que ayer ya eran visibles en algunas de las paredes, el proyecto incide, sobre todo, en la mejora de la eficiencia energética. Conlleva el aislamiento de la fachada con un material especial,colocación de panel sándwinch en la cubierta del gimnasio, nuevas ventanas de carpintería de alumnio con doble vidrio, así como nuevas luces de alta eficiencia, además del cambio de la carpintería interior por la presencia de carcoma. El nuevo alumbrado tiene equipos de egulación lumínica y detectores de presencia. La combinación de todas estas actuaciones, señala la consellería, llevará consigo un ahorro del 42,40% en el consumo de energía primaria no renovable y del 45,90% en emisisones de CO2. La rehabilitación incluye también la instalación de un aerotermo en el gimnasio, a renovación de persianas y de sus cajas, colocación de falso techo acústico en las aulas, el pintado de puertas interiores y el pulido de pavimento de terrazo.

Ahorro

La conselleira asegura que el ahorro "será importante y tanto lo notará el centro en la factura como también el concello", además de que se ganará en confortabilidad con paredes "saneadas y aisladas" y nuevos falsos techos.

Las obras en O Hío no son la únicas que se realizan en estos momentos en centros educativos. Por parte del Concello de Cangas se está acometiendo la mejora del pabellón de Castrillón, en la parroquia de Coiro. El delegado provincial de Educación, César Pérez Ares, asegura que si esta obra la realiza el Concello es porque el pabellón es municipal y porque ya con el anterior concejal de Ensino se había llegado a ese acuerdo de que la consellería mejoraría los colegios de San Roque y O Hío y el Concello, el pabellón de Castrillón.

Obras en la comarca

Por parte de la consellería, en Cangas se están realizando además obras de mejora en el gimnasio del Instituto María Soliño, con una inversión de 42.000 euros; se aportó una ayuda económica al colegio de Nazaret para la reforma de más ventanas, que nada tiene que ver con el problema de calor que registró años atrás este centro urbano -el más antiguo del municipio que data de 1956-; y se está reparando la fachada del IES Rodeira y acometiendo mejoras varias en el IES María Soliño, con una partida de 16.000 euros. La delegación también confirma que se aportaron 11.000 euros al arreglo de carpintería en el CEIP Espiñeira de Aldán. La consellería tiene pendiente el arreglo del patio del colegio de Castrillón, en Coiro.

Mejoras en Moaña y en Bueu

En Moaña está procediendo al cambio de ventanas en el colegio de Reibón. En este municipio, el Concello está acondicionando un espacio como estudio de radio en el CEIP de Seara; en Domaio está cambiando los últimos techos antiguos por otros sin elementos contaminantes y en Reibón, pintura interior y reparación de barandillas. En A Guía, acondiciona el hall, en Quintela puso una alarma y en la escuela infantil de Quintela se esa impermeabilizando una zona.

El Concello confirmaba ayer que se construido un nuevo depósito de agua en el entorno del colegio de Domaio que abastecerá a este centro y que a su vez permitirá suministrar a todos aquellos residentes de la traída comunal de Calvar-Verdeal en los momentos de escasez de agua. El colegio, en la parte alta de Domaio, carece de traída general y el depósito anterior era muy pequeño, además de que en ocasiones problemas con las raíces dejaban sin servicio de agua al colegio. Merced a un convenio entre el Concello y la comunidad vecinal de aguas se concedió el aprovechamiento del nuevo depósito del río Libón para abastecer tanto al colegio como al pabellón de deportes y al actual local del Anpa. El Concello pagó un porcentaje de la obra que asciende a 15.650 euros. El concejal de Ensino, Juan Parcero, explica que la mejora se suma a otras actuaciones en el centro como la finalización del cambio del techo en aulas y pasillos.

El nuevo depósito tiene capacidad para 33.250 litros, mientras que el anterior apenas podía acumular 4.800 litros, pese a la gran cantidad de agua que se puede extraer de dicho acuífero. Además de abastecer a los escolares, evitará el riesgo de nuevas restricciones a los vecinos en periodos de sequía prolongada. La estructura entró ya en funcionamiento tras ser aprobada su ejecución en la junta de gobierno local del pasado 4 de marzo.

En Bueu, el alcalde, Félix Juncal, asegura que el Concello está cambiando en A Pedra falsos techos en los baños, repintando paredes y desbrozando el recinto. En A Torre se coloca una tarima flotante en un aula donde estaba la bilioteca y en Montemogos, se realizan trabajos de pintura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes

FaroEduca