12 de julio de 2019
12.07.2019

Con el sol sobre los hombros

Los trabajadores expuestos al sol combaten las altas temperaturas con litros de agua

12.07.2019 | 02:28

Por fin llegaron esas altas temperaturas que sufrió el resto de España no hace muchos días en la ola de calor. O Morrazo volvió a saber lo que era el verano y sus playas se llenaron de gente, bastante, para ser día laborable y aún no llegar a la segunda quincena de julio, donde empieza lo bueno. Pero esas altas temperaturas de 29º y 30º que se alcanzaron en la comarca no obligaron a pasar a alerta roja. Así que no hubo operativo especial en los arenales. Tampoco se registró ningún golpe de calor y eso que aparcar en determinadas playas de Cangas volvía a ser un infierno.

Las altas temperaturas llegan de nuevo a Galicia. La terrible ola de calor que vive España, también ha afectado al noroeste penínsular. El motivo, una masa de aire cálido de origen africano La comunidad autónoma gallega, acostumbrada a unas temperaturas que rondan los 25º de media en el mes de Julio, ve como sus termómetros sufren un incremento en más de 4 puntos.

La zona de O Morrazo también se ha visto afectada por este fenómeno. Sus resultados se ven reflejados en la vida cotidiana de vecinos y turistas. Muchos son los que deciden sobrellevar las altas temperaturas en zonas próximas al mar. Las playas, ríos, y piscinas se convierten en los principales oasis contra esta ola de calor. Los centros comerciales o las tiendas dotadas con aire acondicionado son otra de las alternativas de ocio que aquellas personas que se encuentran de vacaciones deciden realizar para llevarlo lo mejor posible.

El incremento considerable de las temperaturas repercute directamente en el consumo de agua y productos frescos. La venta de helados y granizados aumenta considerablemente, al convertirse en uno de los principales reclamos para combatir el bochorno.

Para aquellos que no tienen la posibilidad de ir a la playa, ya que se encuentran trabajando en espacios al aire libre, el termómetro es terrible. Este es el caso de los trabajadores de gasolinera, los cuales ven se ven afectados por una doble vertiente. Las altas temperaturas suponen una mayor venta de carburantes, puesto que el buen tiempo anima a la salida de los hogares. El calor también ocasiona problemas a estos trabajadores en cuanto al correcto desempeño de su labor, al ser insoportable sobre todo en las horas puntas. La hidratación toma un papel esencial, al ser la única forma de hacerle frente. Ponerle al buen tiempo, buena cara resulta de gran ayuda. En palabras de Gaspar Entenza, gasolinero de Cangas, "el trabajo se lleva como se lleva, al fin y al cabo en cualquier trabajo se sufre. Es algo normal".

Limpiar las aceras de Cangas en horario de 15 a 19 horas se antojaba ayer complicado. El calor apretaba a esar hora y la indumentaria no está confeccionada para estos menesteres. Hay una pareja que desde hace un mes tiene este turno. Combaten con agua (tres litros que se beben) las altas temperaturas y tienen la "suerte" de que el final de ruta es la limpieza de la plaza de abastos, donde se utiliza una manguera de esas de bomberos que ayudan a refrescarse.

Los taxistas también se ven afectados por los termómetros. En su caso, el aire acondicionado de los vehículos se convierte en su principal aliado. El calor existente en el exterior, obliga a muchos profesionales cangueses a permanecer en sus coches, su particular oasis.

Los servicios de Protección Civil se mantienen alerta ante posibles complicaciones fruto del calor, si bien es cierto que como bien subraya el responsable del Grupo Municipal de Emerxencias-Protección Civil de Cangas, Cesáreo Coya, " non se contempla a realización de medidas extraordinarias, xa que na nosa zona soamente se declarou a alerta amarela. Ademais as previsións indican un decrecemento das temperaturas a partir de mañá, non chegando a alerta naranxaen ningún caso".

El calor no ha ocasionado por el momento inconvenientes para los bañistas, registrándose unicamente incidencias comunes como son los cortes o picaduras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook