25 de junio de 2019
25.06.2019

San Xoán acaba con un coma etílico, un agente mordido por una menor y un detenido por hachís

El guardia atacado en un brazo reducía a una joven de 16 años que se autolesionaba

25.06.2019 | 02:06
Así amaneció la playa de Rodeira tras San Juan. // Santos Álvarez

La playa de Rodeira fue el epicentro de la noche de San Xoán en la comarca de O Morrazo, no solo por el número de hogueras y la concentración de gente, si no también por el balance de incidentes que se sucedieron en este arenal. En el marco del dispositivo especial que estableció la Guardia Civil con motivo de estas hogueras,detuvo de madrugada en esta playa a un vecino de Moaña por un supuesto delito contra la salud pública, por tráfico de drogas. De 27 años, fue interceptado e identificado cuando llevaba 10 bellotas de hachís y una navaja en la riñonera. La patrulla procedió a su detención y traslado a las dependencias del Puesto de la Guardia Civil de Cangas para la instrucción de las correspondientes diligencias, quedando en libertad con la obligación de comparecer en el juzgado cuando sea citado.

En el marco del mismo dispositivo de prevención, la patrulla de seguridad ciudadana de la Compañía de la Guardia Civil de Pontevedra confirma que formuló 9 denuncias administrativas por tenencia y consumo de drogas en la misma playa, una de ellas a una joven de 16 años, cuya madre fue avisada para que se hiciera cargo al ser menor.

En esta playa, la Policía Local de Cangas también atendió, a las 01:46 de la madrugada, a un menor de 17 años por un coma etílico. El joven fue trasladado al centro de salud y se dio aviso a sus padres. A las 02:38 los agentes de la Policía fueron requeridos de nuevo debido a una menor que estaba en situación agresiva en la playa. Personas que se encontraban en el arenal alertaron a la Axencia de Emergencias del 112. Cuando la patrulla llegó, se encontró a la menor agrediendo a otro menor en la cara, que pedía auxilio para evitar los golpes. Los agentes llamaron también a la Guardia Civil que se dirigió hacia la joven de 16 años y vecina de Moaña. Al ver la presencia de los agentes, ella echó a correr y se empezó a autolesionar dándose golpes contra las rocas en la cabeza. La chica fue reducida y en ese momento uno de los agentes recibió un mordisco que le produjo una herida en el brazo. La joven fue trasladada al Centro de Salud.

El balance de las hogueras en Moaña fue más tranquilo, tal y como señalan el concejal de gobierno Odilo Barreiro; y la alcaldesa, Leticia Santos. Señalan que "los moañeses demostraron que están concienciados y dejaron casi todo limpio", solo se encontró un resto de una pequeña hoguera activa en la playa de Niño do Corvo, en Tirán. Señalan que a las 09:00 estaba todo limpio.

La alcaldesa sí recibió muchas quejas de usuarios que a primera hora de la mañana iban a coger el autobús de Monbús, que pasa a las 06:15 horas por esta localidad para dirigirse a sus trabajos, y se encontraron sin sitio, ya que circulaba lleno, con las pandillas de jóvenes que habían acudido a las hogueras a Cangas y regresaban a Vigo. La empresa no contempló la posibilidad de reforzar este servicio con la avalancha de usuarios en Cangas.

En Bueu, la Policía asegura que hubo tranquilidad y que muchos vecinos se desplazaron a Marín y a Cangas a donde se movilizó en varias ocasiones la ambulancia de este municipio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas