12 de junio de 2019
12.06.2019

Vivir cerca del cielo

El joven Hugo Juncal Freire, de Bueu, forma parte de la primera promoción formada en Galicia como técnico en montaña y escalada

12.06.2019 | 01:51

La primera promoción que cursa en Galicia la titulación de técnico deportivo en montaña y escalada acaba de concluir su formación. Entre esos primeros 20 titulados hay un joven de Bueu, Hugo Juncal Freire, que decidió cambiar la Filosofía por la llamada de la montaña, donde confiesa que ha encontrado su particular norte vital. Esta formación era inédita en Galicia hasta ahora y las personas que deseaban formarse debían acudir a Asturias, Cantabria o Madrid. La titulación se imparte en un centro privado de Ourense, con el respaldo de la Xunta y Federación Galega de Montañismo.

El norte magnético de la brújula y el vital no siempre tienen que coincidir. Es algo que ha descubierto Hugo Juncal Freire, un joven de Bueu que forma parte de la primera promoción formada en Galicia como técnico deportivo en montaña y escalada. Después de estudiar Filosofía y de estar a punto de cursar el máster en profesorado encontró en la montaña y la escalada su pasión y descubrió que su norte magnético se acerca mucho a vivir cerca del cielo.

Hasta ahora las personas que querían formarse en esta especialidad debían salir fuera de Galicia a formarse, algo que ha cambiado recientemente. Desde el año pasado se imparte en un centro privado de Ourense una titulación oficial que cuenta con el respaldo de la Xunta de Galicia y de la Federación Galega de Montañismo. La primera promoción contó con solo 20 plazas, que acabó hace unas semanas su formación. "Si hace cinco años me dicen que me voy a dedicar a esto no me lo creería", cuenta Hugo Juncal, que obtuvo la mejor nota de su promoción en el bloque específico. Los cursos se dividen en tres bloques: uno teórico, con materias relacionadas con anatomía, sociología, legislación, formas de entrenamiento?; otro específico, con actividades en la montaña, como orientación, conducción de grupos o primeros auxilios que se desarrolló en Sanabria (Zamora); y uno práctico. El siguiente paso será completar los módulos de especialización: barranco, escalada, media montaña y alta montaña. "Lo que me gustaría es hacer el de escalada, pero aún habrá que esperar. El próximo que se va a ofertar en Galicia es el de media montaña, que también lo voy a hacer", avanza. Esa especialización le permitiría obtener el nivel 2 de técnico deportivo, lo que le permitiría ser autonómo, organizar actividades al aire libre, cursos de iniciación y tener cobertura de seguros.

El joven bueués lleva dos años trabajando en un rocódromo en Santiago, lo que le permitió convalidar la parte práctica, y recuerda cómo la montaña lo acabó atrapando. "Para mí no es tanto un deporte como una forma de vida. Tengo un amigo que me enseñó a escalar; hace unos años estuve estudiando en Polonia y allí empecé a escalar como un descosido", cuenta entre risas. De allí pasó a trabajar en un rocódromo y a apostar por la montaña. "Me gusta la naturaleza y la ecología y esto me hace sentir útil porque al final es una forma de defender el medio ambiente", cuenta. De paso reconoce que la montaña le ha servido para conocer y apreciar lo que tenía más cerca. "Viajé más por Europa que por Galicia y gracias a la escalada he podido conocer mejor Galicia", admite. La pasión por la escalada le ha llevado a los Alpes, Pirineos o a escalar dos veces en dos días el Naranjo del Bulnes, un pico calcáreo situado en los Picos de Europa.

La implantación de esta titulación oficial y la "salida al mercado" de la primera promoción formada en Galicia es una muestra del potencial que esta actividad puede tener en la comunidad, que hasta ahora estaba desaprovechado. "Hay mucha demanda, tanto a nivel formativo como laboral. Es una actividad que puede ayudar a combatir el abandono de las zonas rurales y en Galicia existe potencial gracias a lugares como Os Ancares o el Courel", defiende Hugo Juncal. "Esta primera promoción vamos a ser los encargados de abrir un nuevo mercado de actividades y al mismo tiempo ser un medio de conservación y concienciación para proteger el medio natural", insiste.

El sueño de este bueués es continuar con su formación en el resto de niveles oficiales, especialmente el de escalada. Aunque ello signifique que de vez en cuando le tenga que ocultar alguna que otra información a la familia. "La familia me ha apoyado, aunque mi abuela me dice que no quiere saber cuándo estoy escalando para no preocuparse", cuenta con buen humor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook