12 de junio de 2019
12.06.2019
Infraestructuras viarias en la comarca

El tráfico del Corredor discurre ya por los carriles nuevos y comienza el reasfaltado de los antiguos

La nueva configuración estará operativa durante menos de dos semanas, pues se mantiene la previsión de inaugurar el último subtramo de autovía el día 21 - Abre también la salida de Cangas tras cinco meses

12.06.2019 | 01:52

Pasadas las 10.00 horas de la mañana de ayer, un poco después de lo previsto, todo el tráfico que soporta el tramo en obras del Corredor fue desviado por los nuevos carriles del tercer subtramo de la futura autovía. A lo largo de la primera jornada con la nueva ordenación, no se produjeron incidentes destacados. Eso sí, no fueron pocos los conductores que, circulando en dirección Domaio-Aldán, salieron por Meira para volver a entrar ya por el nuevo acceso al tronco central de la calzada, debido a la costumbre de la maniobra que debían realizar de forma obligatoria hasta ayer mismo.

Esta nueva configuración se prolongará durante dos semanas, pues la empresa constructora de la autovía -la UTE formada por Covsa y Taboada y Ramos- mantiene el objetivo de poner en servicio el último subtramo de la Autovía do Morrazo el viernes 21 de junio, aunque esta fecha estaría condicionada todavía a la ausencia de lluvias intensas este mes.

Con la nueva configuración los más perjudicados durante estas casi dos semanas serán los que circulen en dirección Aldán-Domaio y pretendan salir hacia la zona alta de Moaña por la PO-313 o hacia Meira a través de la carretera provincial de Meira de Arriba. Y es que los dos ramales de salida en esa margen de la calzada estarán cortados hasta la apertura total de la autovía. Deben, por lo tanto, circular hasta la salida de San Lourenzo (en Domaio) y regresar a la carretera principal para salir hacia Broullón y Meira. En el caso de la PO-313 el rodeo obligatorio demora los viajes en unos 9 minutos, y en el caso de Meira en unos 6 minutos.

Con la nueva ordenación temporal puesta en marcha ayer se abrió también el ramal de salida hacia Cangas, que llevaba cortado desde que la madrugada del 31 de enero unas piedras del talud se desplomasen sobre la calzada. A lo largo de más de 5 meses la Xunta llevó a cabo un trabajo de retirada de las piedras en riesgo de caída, de fijación del talud con hormigón y de bulonado del mismo. La inversión ascendió a 1,5 millones de euros en buena parte debido a la altura del talud, superior a 90 metros en algunos puntos, y que obligó a mover grúas de gran tamaño.

Durante unas dos horas, por trabajos de asfaltado, estuvo cortada la tarde de ayer la incorporación desde Cangas en la propia rotonda de San Martiño.

Hasta el viernes 21, si se cumple con esta fecha, todo el tráfico que circule hacia Bueu y Aldán tendrá que salir obligatoriamente por este ramal reabierto hacia Cangas, para volver a incorporarse al Corredor tras tomar la rotonda de San Martiño. Desde ayer por la mañana, los coches que circulan por el tramo en obras son conducidos hacia los nuevos carriles mediante indicaciones a través de barreras de plástico tipo New Jersey.

Todo el tráfico del eje central pasa ahora a los dos subtramos de autovía que llevan 13 meses operativos sin necesidad de salir y volver a entrar, sino circulando directamente bajo el paso superior de la salida de Meira. En el caso de los que circulan en dirección a Cangas, con barreras de plástico se les reduce de dos a un carril el ancho de la calzada antes de llegar a la zona en obras.

Los operarios que están culminando los trabajos de la autovía no quieren perder más tiempo y ayer mismo, al poco de reordenarse el tráfico y dejar libres los carriles antiguos, comenzaron las tareas de reasfaltado de varios tramos de los mismos. Se espera que a lo largo de esta semana se acometa también el fresado, para su posterior asfaltado, en dos zonas: en la parte dañada por la caída de piedras durante la voladura del gran talud de O Meixueiro y en una zona al final del subtramo cuyo firme debe estabilizarse correctamente. La intención es, en la próxima semana, acometer el pintado y la señalización horizontal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas