03 de junio de 2019
03.06.2019

La Ascensión, fiel a su cita en Santos Reis

La capilla de O Valado, en Bueu, celebra una de sus fechas señaladas

03.06.2019 | 01:34
Arriba, un momento de la actuación de los niños de Pais de San Roque. Al finalizar la misa se sirvió un aperitivo o "parva". // G.Núñez

La festividad de la Ascensión es una de las dos fechas señaladas en la capilla de Santos Reis, en Bueu. El pequeño templo diseñado por Urbano Lugrís abrió ayer nuevamente sus puertas para esta celebración religiosa, aunque la coincidencia con las comuniones en Bueu y otros eventos restó afluencia con respecto a otros años.

La capilla original de Santos Reis la mandó construir en 1686 el abad Fernando de la Rúa y en el libro de fábrica quedó constancia de que dejaba pagadas de por vida dos misas cantadas al año: la del día de Reyes y la de Ascensión. La Asociación Cultural Santos Reis recuperó estas dos fechas tradicionales, respetando otra de las disposiciones fijadas por De la Rúa: al final de la celebración religiosa se serviría una "parva" o aperitivo.

La misa de ayer comenzó a las 13.00 horas, después del oficio mayor en la iglesia parroquial de Bueu. Al concluir salió la procesión, en la que los vecinos portaban una imagen de Jesucristo que representa la Ascensión. Se trata de una talla encargada en su día por la propia Asociación Santos Reis para conmemorar esta fecha. La marcha solemne estuvo acompañada de la música de gaitas de Os Liboreiros y por los integrantes más jóvenes del conjunto de baile tradicional Pais de San Roque, que actuaron en el atrio tanto antes de la misa como al concluir la procesión.

La capilla actual no está situada en el mismo lugar que la original, que se cree que estaba un poco más hacia el norte. El empresario y alcalde José María Massó encargó en 1948 la reedificación a Urbano Lugrís, en la que es su única obra de carácter arquitectónico. "Este santuario constituye mi obra integral como artista: tracé los planos, realicé el proyecto, dirigí la construcción, tuve carta blanca para la ornamentación interior del templo... En fin, que prácticamente lo hice todo", llegó a escribir el artista. La capilla aún volvería a caer en el abandono años más tarde y tuvo que volver a ser recuperada en la década de 1980. La Asociación Santos Reis se constituyó años más tarde para mantener viva la tradición y evitar que se vuelva a repetir una historia de olvido y abandono.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca