18 de mayo de 2019
18.05.2019

La campaña del pulpo cierra con 306 toneladas, 100 más que hace un año, y un precio superior a 9 euros

La facturación global en las lonjas de la comarca supera los 2,1 millones de euros - La veda durará un mes y medio, hasta el 1 de julio

18.05.2019 | 06:17

El pulpo gallego se toma unas merecidas vacaciones. El cefalópodo no regresará a las lonjas y mercados hasta principios del mes de julio, después de que en la tarde de ayer entrase en vigor la veda que prohíbe la extracción de esta pesquería durante el próximo mes y medio. La campaña se cierra con mejores capturas que la anterior, lo que a su vez ha contribuido a bajar el precio medio del recurso, que aún así acaba por encima de los 9 euros. Las descargas superaron los 306.000 kilogramos, lo que supone un aumento de casi 110.000 con respecto a la anterior. Esto se traduce en una facturación conjunta superior a los 2,1 millones de euros.

Esas capturas comenzaron a descender de manera pronunciada en los dos últimos meses, a medida que se acercaba el final de la campaña. Durante los últimos días muchas tripulaciones comenzaron a levantar las nasas que tenían en el mar para traerlas de nuevo a tierra. La Consellería do Mar establece que los aparejos no pueden quedar calados durante el periodo de veda y deben volver a puerto. Bueu es de nuevo la lonja que lidera las capturas de pulpo en O Morrazo, con gran parte de su flota dedicada a esta especie. El volumen total fue de casi 200.000 kilos frente a los 124.500 de la anterior temporada. Esas capturas suponen una facturación que supera los 1,8 millones de euros, que contrastan con los menos de 1,3 millones de la previa.

"En liñas xerais pode considerarse que foi unha campaña positiva, con máis capturas que a do ano anterior. É certo que o prezo medio de venda baixou, pasando duns 10,30 euros a un importe que agora anda no entorno dos 9 euros, pero iso é normal", explica el patrón mayor de Bueu y presidente de la Federación Provincial de Cofradías de Pontevedra, José Manuel Rosas. Durante las últimas semanas el descenso en las capturas fue palpable, pasando de más de 12.000 kilos en marzo a poco más de 9.000 en abril y a menos de 7.000 en lo que va de mayo, lo que significa que muchas tripulaciones no llegaron a completar los cupos máximos asignados. "É algo habitual nestas datas, xa no final da campaña. Este non foi un ano para botar foguetes, pero tampouco foi un mar de bágoas", insiste Rosas.

En el caso de Cangas también se constata un apreciable ascenso en las cifras relacionadas con el cefalópodo. Las capturas pasaron de 52.600 kilos a más de 82.000, lo que también se traduce en una mayor facturación: más de 800.000 euros frente a 578.000 de la anterior campaña de trabajo. Durante los últimos meses el precio medio de venta se situó por encima de los 9 euros, incluso cerca de los 10, según los datos de la plataforma Pesca de Galicia.

En lo que respecta a la Cofradía de Aldán-O Hío, la última campaña del pulpo deja un balance que supera los 30.000 kilos y los 285.000 euros frente a los 21.000 kilos y 218.000 euros de la previa.

Pesca profesional y recreativa

La Consellería do Mar explica que el inicio de la veda del pulpo implica la prohibición expresa de capturar esta especie por medio de cualquier arte en aguas de competencia autonómica. Esto significa que es también aplicable a la pesca marítima de recreo y a las capturas con cualquier otro arte diferente a la nasa para el pulpo.

Desde el departamento autonómico subrayan que esta veda es una de las medidas técnicas fundamentales del plan de explotación de la especie, que tiene como objetivo "axustar a xestión pesqueira ao seu ciclo de vida, protexer a súa repridución e contribuír a unha explotación máis sustentable" del pulpo gallego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
No te pierdas el concierto de Los Secretos en Vigo. Sorteamos 10 entradas dobles para asistir al concierto de Álvaro Urquijo y su banda en la ciudad olívica el sábado 25 de mayo, en el Teatro Afundación