05 de abril de 2019
05.04.2019

La propietaria del barco abandonado en Meira, una empresa de Cartagena, promete a Moaña su retirada

La nave pesquera lleva dos semanas varada al lado de la pista de tenis, cerca de un banco marisquero

05.04.2019 | 02:30
El barco, varado al lado de los jardines de Samertolaméu, recibió ayer visitas de curiosos. // G.N.

El barco pesquero que lleva al menos dos semanas varado de forma irregular en la ensenada de Meira será retirado en los próximos días. Al menos así se comprometieron sus propietarios con el Concello. Tras el pertinente informe de la Policía Local, la empresa propietaria -con su sede en Cartagena (Murcia)- remitió un escrito al Concello asegurando que se pusieron en contacto con Capitanía Marítima para que les indicasen la forma más efectiva y segura de retirar el barco de su ubicación actual. Figura como propietaria una empresa de importación y exportación.

Se siguen desconociendo las razones de que apareciese varado en este punto y amarrado con un cabo a una cruz metálica. Sin embargo, los propietarios aseguran que el pesquero, de unos 15 metros de eslora, estaba en las instalaciones de la marina seca y que desconocían el emplazamiento actual.

Mientras tanto, lo curioso de la estampa, con el pesquero al lado de los jardines y la pista de tenis de Samertolaméu, hace que no sean pocos los vecinos que acudan a fotografiarse con el barco. Alguno incluso arriesga y se sube al mismo para realizarse las fotografías, convirtiéndolo en una especie de monumento efímero.

Desde el Concello, el edil de Medio Ambiente, Odilo Barreiro, asegura que velarán "porque non se repitan estas situacións, con independencia de quen sexa a culpa neste caso". Señala que a Capitanía Marítima y a los propietarios se le indicó lo "sensible" de la zona, próxima a bancos de marisqueo a pie.

De hecho, los primeros informes elaborados por la Policía Local, tras las quejas de los vecinos, se centraron sobre todo en determinar si el barco había provocado algún tipo de vertido. No se constataron restos de contaminación.

De todas formas, el empeoramiento del tiempo hace temer al Concello de que, con la marea alta, el buque se pueda golpear contra las piedras de la escollera y se pueda causar algún daño que provoque un vertido de combustible, de ahí que consideren urgente la retirada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca