16 de marzo de 2019
16.03.2019

Luita Verde pide la caducidad para la licencia del hotel de Golf Domaio

Los ecologistas instan también la clausura del campo de golf por no analizar los manantiales

16.03.2019 | 02:30

El colectivo ecologista Luita Verde reclama al Concello de Moaña que proceda a iniciar un expediente para declarar la caducidad de la licencia para la construcción de un hotel en el ámbito de Golf Domaio. Esta reclamación se sustenta en que una sentencia judicial de noviembre de 2009 obligaba a la empresa propietaria de los terrenos a ejecutar la obra en un plazo de seis meses. "Estas obras nunca foron iniciadas, o que demostra sen dúbida algunha un manifesto interese de Interburgo [la empresa propietaria] en non facer a obra", afirman los ecologistas en un escrito presentado en el Rexistro del Concello de Moaña.

No es la primera vez que Luita Verde se dirige al consistorio moañés con esta demanda. Recuerda que presentó otro escrito en los mismos términos en mayo de 2012, sin recibir contestación y sin que se iniciase el expediente de caducidad de la licencia municipal.

No es la única petición que formulan desde el colectivo ecologista. A principios de este mismo mes remitió instancias al Concello y a las delegaciones provinciales de Medio Ambiente y Sanidade instando a la clausura y cese de actividad del campo de golf. Luita Verde asegura que la propietaria de las instalaciones incumple las medidas recogidas en el Dictame de Efectos Ambientais, que establece la obligación de analíticas periódicas de los manantiales situados en la parcela del campo, así como en los puntos de nacimiento o canalización de los mismos aguas abajo. En esos análisis, según el colectivo ecologista, se debe prestar especial atención a los compuestos organoclorados y organofosforados y los resultados deben ser remitidos a la Consellería de Sanidade. Luita Verde asegura que, junto a la Comunidade de Augas de Calvar e Verdeal, ha denunciado esta situación y que las administraciones han hecho caso omiso.

Finalmente, desde la asociación ecologista también presentó esta semana otro escrito en el que solicita la apertura de un expediente de caducidad para las obras de dos sectores de 50 y 52 viviendas. Las autorizaciones fueron concedidas en 2001 y 2003 y piden la suspensión "polo deterioro ambiental da paisaxe, do medio e dos recursos naturais".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook