12 de febrero de 2019
12.02.2019

La Policía Local denuncia a un conductor que huyó de un control de alcoholemia y que casi arrolla a un agente

Los hechos ocurrieron este fin de semana en Loureiro y el hombre está ya identificado

12.02.2019 | 02:35
Uno de los coches de la Policía Local de Bueu, ayer delante de la jefatura. // Santos Álvarez

La Policía Local de Bueu trasladó a los juzgados de Marín una denuncia contra un conductor que este fin de semana desobedeció las indicaciones de los agentes en un control de alcoholemia y huyó del lugar, obligando a un policía a apartarse para evitar un posible atropello. Los hechos ocurrieron en uno de los puntos de verificación dispuestos por la Policía Local, que estuvieron en Loureiro y en la intersección entre Johán Carballeira y Pazos Fontenla.

Las fuentes consultadas explican que los agentes dieron el alto al conductor a la altura de Loureiro. El hombre inicialmente detuvo la marcha y los agentes detectaron que presentaba signos de estar bajo los efectos del alcohol. En ese momento se le requirió que aparcase el automóvil en el margen derecho de la calzada para realizar la pertinente prueba. El conductor hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes y arrancó sorpresivamente para huir del lugar. Esa maniobra obligó a uno de los policías que estaba en el punto de verificación a apartarse para evitar un posible atropello.

Desde la Policía Local de Bueu explican que en ese momento se evitó iniciar una persecución porque podría significar un riesgo para el resto del tráfico. "El coche y el conductor están identificados. Se trasladó el atestado al juzgado de Marín para que lo llame a declarar", explican. Los delitos de los que será acusado dependerán de la calificación en sede judicial, pero desde la jefatura de la Policía dan por seguro que esta persona, de la que solamente confirman que es de Bueu, se enfrenta a una multa y a una más que segura retirada del carné de conducir.

Los controles del fin de semana se saldaron con otras cinco denuncias a conductores que superaron la tasa de alcoholemia permitida. Cuatro de ellas se tramitarán por vía administrativa ya que los afectados dieron un índice de entre 0,40 y 0,50 [el máximo permitido es 0,25]. Esto significa una sanción económica de 500 euros y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir. La quinta denuncia se instruye por vía judicial como un posible delito contra la seguridad del tráfico porque se trata de un conductor que dio una tasa superior a 0,80 [a partir de 0,60 se considera delito].

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook