26 de enero de 2019
26.01.2019
Faro de Vigo

El tripartito tumba la petición de rebajar el IBI y el PP le reprocha falta de voluntad política

El gobierno respaldó las alegaciones al acuerdo plenario de reducir el tipo impositivo del 0,55 al 0,50% -El ejecutivo dice que se incumplió el procedimiento, por lo que era ilegal

26.01.2019 | 02:00
Concejales del gobierno cangués votan uno de los puntos en la sesión plenaria de anoche. // G.Núñez

El gobierno tripartito de Cangas (ACE, BNG y ASpUN) impidió ayer que se hiciera efectiva la propuesta del Partido Popular de rebajar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del 0,55% al 0,50%, tal como se aprobó inicialmente en el pleno de noviembre aprovechando que el ejecutivo estaba en minoría por la ausencia del alcalde y de otro edil del ejecutivo. Ayer se cuidó de movilizar a todos sus efectivos y aprovechar la mayoría absoluta para hacer valer sus propias alegaciones contra aquel acuerdo plenario argumentando que no se había cumplido el procedimiento legal y, por lo tanto, debería quedar sin efecto. La oposición les reprochó falta de voluntad política, el "descontrol do gasto" de los tres socios de gobierno y que abortaran la posibilidad de reducir la carga impositiva a los ciudadanos cangueses en un momento en el que los ingresos municipales ofrecen ese margen de maniobra.

El concejal de Facenda, Mariano Abalo, fue el encargo de defender la pertinencia de las alegaciones y de afear al PP que aprovechara la ausencia justificada de dos ediles del gobierno para "colar" la moción instando a reducir la contribución urbana. Pero también esgrimió razones técnicas, como el informe del interventor observando "anomalías legais", como el informe del interventor, y políticas, ya que el tripartito tiene unas previsiones de ingresos y gastos -sometidos al plan de ajuste estatal- y una decisión de ese tipo obligaría a compensar ese desvío.

Para el PP es una cuestión de voluntad política que el gobierno local intenta "maquillar" con cuestiones de forma, según señaló su portavoz Pío Millán, y añadió que el acuerdo ya fue publicado en el Boletín Oficial da Provincia (BOP) y que, si la Alcaldía no llegara a presentar alegaciones, la rebaja del IBI saldría adelante sin más trabas y entraría en vigor este mismo mes de enero. Reducir el tipo impositivo no respondería a un "capricho do PP", sino a una realidad económica que garantiza un "risco cero" para el Concello y favorecería a todos los ciudadanos, por lo que desde el Partido Popular dejaron claro que no desistirá en su empeño: "Volveremos a intentar en breve que se faga esa modificación", anunció Millán.

Desde el ejecutivo municipal insistieron en el "marco legal" en el que deben moverse ese tipo de decisiones y en que los "números" que aplica el PP no son los mismos que maneja el Concello, por lo que "non podemos actuar doutro forma", reiteró Abalo, que también dijo estar dispuesto a rebajar el IBI en el futuro si la situación lo permite y recordó que fue el gobierno encabezado por José Enrique Sotelo el que aprobó, en 2014, aplicar un IBI del 0,55%. "Si, pero para baixalo do 0,60% que se aplicaba ata entón", aclararon desde la filas opositoras, mientras entonaban alguna estrofa del himno del Celta: "Sempre andas decindo pra o ano que ven, e chega outro ano e pasa tamén".

El concejal de Cangas Decide, José Luis Gestido, instó a los socios de Abalo a manifestarse, recordando que eran ellos quienes, en tiempos, llamaban "caladiños" a los ediles de Sotelo. Mercedes Giráldez, del BNG, y Tomás Hermelo, de ASpUN, rechazaron las acusaciones de "seguidismo" , mientras el alcalde Pazos aclaró que la izquierda no se caracteriza por rechazar los impuestos siempre que estos no sean "progresivos", como el IBI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca