14 de enero de 2019
14.01.2019

El vial de O Viso estará cortado un mes para canalizar el regato y nivelar el firme

La empresa Civis Global ya trabaja en el lugar de A Besadiña, donde la calzada estaba hundida -Las obras están señalizadas, pero los conductores piden más información

14.01.2019 | 01:31

"Terán que habilitar aquí unha rotonda provisional", bromeaba ayer por la tarde uno de los conductores que esperaban turno para cambiar de sentido en el lugar de A Besadiña, donde la calzada ya está cortada para realizar obras de canalización soterrada del regato que la atraviesa, cuyo deterioro había provocado el hundimiento del firme con el correspondiente peligro para los conductores. Los trabajos, que realiza la empresa Civis Global por encargo de la Diputación, podrían prolongarse un mes, según estimaciones de la concejala de Obras e Servizos, Mercedes Giráldez, que ya adelantó a los colectivos sociales de O Hío las características y plazos de la actuación en una reunión celebrada en vísperas de las fiestas navideñas.

Tras varias semanas de discrepancias entre ambas administraciones para determinar las competencias en la obra, la maquinaria ya ha abierto la zanja por la que se acometerá la reparación o sustitución de la tajea por la que se canaliza el cauce fluvial en ese punto de la carretera entre O Viso e Igrexario (EP-1005) pendiente de urbanización en un proyecto conjunto entre el Concello de Cangas y la Diputación. El tiempo estimado de duración de los trabajos oscilaría entre 15 días y un mes, aunque tanto la edil como los representantes vecinales dan por hecho que no terminarán en enero, pues la institución municipal tiene intención de acondicionar luego la red de saneamiento y renovar las tuberías en ese tramo. Durante este período, el tráfico rodado se desvía por la calle David Cal, desde Vilariño, y por el acceso Liméns-Nerga.

Aunque el cierre de ese tramo al tráfico rodado está anunciado con paneles en el cruce de O Viso, no hay ninguna señal que informe a los conductores de las alternativas y muchos de ellos optan por continuar circulando hasta que se encuentran las vallas de obra y la carretera cortada en A Besadiña. La llegada de vehículos a la zona es constante y a los pilotos no les queda otra alternativa que aprovechar el ensanche de acceso a una empresa de materiales de construcción para dar vuelta y regresar sobre lo andado. El Concello dice que los vecinos están informados y los usuarios piden que no se escatime en señales aclaratorias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook