14 de enero de 2019
14.01.2019

El PP cangués critica la parálisis de la Mancomunidade y otros "efectos negativos" de prorrogar los presupuestos

La falta de dinero para alumbrado público o de una central de compras, entre las consecuencias

14.01.2019 | 01:31
Pío Millán. // G.N.

Falta de crédito para comprar material eléctrico, que repercute en la calidad del servicio, descontrol del gasto corriente por la negativa a crear una central de compras y pagos a Sogama por encima de los que figura en los presupuestos, mientras la Mancomunidade do Morrazo está en parálisis y ni siquiera se ha resuelto el contrato del servicio de residuos sólidos urbanos (RSU), que realiza la empresa Recolte de forma prorrogada. Son algunos de los problemas que el PP de Cangas detecta en al área económica municipal y de los "efectos negativos" de prorrogar los presupuestos municipales de 2018, alerta el concejal Pío Millán.

El portavoz de los populares en asuntos económicos sale al paso de la intención del gobierno local de prorrogar los presupuestos de 2018 para 2019 y repasa algunos "compromisos" e "incumprimentos" en ejercicios anteriores. Recuerda que al presentarse el documento de 2018 el PP pidió a través de una enmienda que se modificara la partida destinada al gasto eléctrico, ya que todo el montante estaba incluido en el presupuesto para la empresa adjudicataria el contrato de instalación y mantenimiento del alumbrado público. Ni la petición se atendió ni el contrato se adjudicó, lo que ha derivado en falta de reparación y sustitución de luminarias, por falta de crédito, y las correspondientes quejas del vecindario.

Otra alegación que el Partido Popular repitió en los presupuestos de 2017 y 2018 fue la creación de una central de compras "co fin de controlar o gasto corrente" y de "prestar o maior número de servizos co menor gasto posible". Desde el tripartito contestaron que esa medida ya estaba contemplada y se pondría en marcha, pero tres años después aún no se ha hecho y cada edil "gasta ao seu libre albedrío" y sin control desde el área económica, disparándose el gasto corriente sin que repercuta en más prestaciones, recalcan.

El tercero de los principales "efectos negativos" de prorrogar el presupuesto de 2018, a juicio del PP, está relacionado con el gasto en tratamiento de residuos y el pago a Sogama, que es superior al que figura y así volverá a suceder en 2019. Se trata de un servicio de la Mancomunidade, que Cangas preside desde 2018 y de cuyo funcionamiento "a oposición non ten coñecemento algún", subraya Pío Millán, que vuelve a cuestionar la "transparencia" de la que presume el tripartito, recuerda que no se les han dado explicaciones sobre la situación actual de la prestación del servicio y recalca que su presidente, Xosé Manuel Pazos, anunció varias veces la convocatoria de una asamblea que no se ha concretado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook