09 de diciembre de 2018
09.12.2018

Unas 2.000 personas se movilizan en Moaña contra los recortes en las Urgencias

La alcaldesa recrimina a la Xunta que "xoga coa vida"

09.12.2018 | 20:18
Cabeza de la manifestación con la pancarta "Coa nosa saúde non se xoga".// Santos Álvarez

Encabezada por una pancarta en la que se podía leer "Coa nosa saúde non se xoga", unas 2.000 personas, según la organización, recorrió esta tarde la calle Concepción Arenal de Moaña, en la segunda manifestación en menos de un mes, contra los recortes de sanidad en el centro de salud.

A mediados de noviembre, Moaña salía a la calle después de la decisión del Sergas de dejar sin médico de refuerzo las Urgencias en el Punto de Atención Continuada (PAC) de esta localidad durante ese mes; y hoy volvió a hacerlo porque el refuerzo de ese segundo médico, por la baja de su titular, sigue sin cubrirse, no hay respuesta de la Consellería de Sanidade y se teme que la decisión se haga definitiva.

La manifestación, convocada por la Mesa Local da Sanidade, que preside la alcaldesa, Leticia Santos, y que está integrada por los grupos de gobierno, la Plataforma de Defensa da Sanidade y colectivos vecinales federados a A Chamusca, además de la Asociación Monte Faro y Asociación de Mulleres, partió a las 17:30 desde la Praza de Abastos y recorrió la distancia hasta la Casa del Mar, en donde se ubica el centro e salud. Allí, tanto el portavoz de la Plataforma Francisco Ferreira, como la alcaldesa ofrecieron unos discursos en contra de los recortes en sanidad y que desde el Concello no iban a ser "cómplices" de una política que califican de "neglixente".

Leticia Santos señaló que la Mesa se creó para avanzar en la mejora de la sanidad en la villa, pero dice que últimamente parece que la actividad se tiene que centrar en defender los derechos que se consideraban ya establecidos, como este refuerzo de dos médicos que desde siempre hubo los fines de semana en el PAC de Moaña, de tal forma que si uno de ellos tenía que salir a una urgencia, quedaba el otro en el centro de salud.

En la línea con aquella frase del exportavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras, de que el PP mataba a la gente, la alcaldesa, señaló que la Xunta estaba jugando con la vida de la gente de Moaña y también con la de otra mucha gente a lo largo de todo el país y criticó ese llamamiento a la responsabilidad, que se hace muchas veces en los informativos, para que la gente no esperara a última hora a acudir a las urgencias y no atascara los hospitales cuando hay brotes de gripes o se acumulan casos de neumonías y las urgencias no dan abasto: "Como non imos a atascar os hospitais se non temos certo que si vimos a noso centro de saúde por unha circunstancia así, non sabemos si vai médico para atendernos?".

Dijo que no es una cuestión de llamar a la responsabilidad de la gente, sino de responsabilidad de la Xunta, que es quien tiene la competencia en sanidad y que es quien tiene que invertir en reforzar la plantilla de personal que presta los servicos sanitarios públicos: "Non vale de nada que nos vendan que temos os mellores aparellos do mundo para prestar os mellores servizos médicos, se non hai persoas que nos atendan. Porque as persoas son as que prestan esa atención pública e de calidade".

Recordó que en la anterior manifestación de hace quince días, decían que no iban a ser cómplices de estas decisiones de recortes del Sergas porque son "neglixentes", y aludió al caso, este pasado verano, del vecino de A Estrada que acudió al centro de salud con problemas cardíacos y falleció por no haber médico de refuerzo de urgencias: "Pasa ó lado da casa porque a sanidade pública galega se está desmantelando, vendendo por cachiños; están desfacendo o noso tesouro que levou tanto tempo construir". También matizó que si no hay médicos ni personal de enfermería es porque se han recrudecido las condiciones laborales "e non se premia ó esforzo de quen bota toda á vida adicado ó estudo e de quenes traballan tan duramente para sacarnos adiante cando estamos nas situacións tan críticas das nosas vidas. Non se lles da estabilidade, todo ó contrario, cada vez dedican turnos máis excesivos e menos tempo para adicarnos".

Por eso que insistió en que desde Moaña "non tragamos con esa política" y exigió que la consellería devuelva el refuerzo de las urgencias: "Non imos permitir que se nos recorte ni un só servizo", y sobre todo de cara a la construcción del nuevo centro de salud de Sixalde. "Despois do esforzo económico para ás arcas municipais, pola adquisición do terreno e para entregalo urbanizado ó Sergas, non se poden recortar servizos á veciñanza".

La Mesa Local da Sanidade ha iniciado también una segunda recogida de firmas, conra el recorte del refuerzo del segundo médico también en diciembre, para volver a entregar en la Xunta, al igual que hizo la semana con las más de 800 rúbricas que presentó. En esta ocasión, permanecerán toda la semana recogiendo firmas delante de la Casa del Mar, en algunas farmacias y en el Concello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca