10 de noviembre de 2018
10.11.2018

El arreglo del vial de O Hío lleva casi un mes parado y los vecinos reclaman solución

La alcaldesa asegura que la Diputación ya acude el lunes a ver la tajea

10.11.2018 | 03:47
El tramo de obras paralizadao en la carretera de O Hío. // G.N.

Vecinos de O Hío, en Cangas, critican que llevan más de viente días con las obras paradas de arreglo de un tramo de la carretera provincial PO-1005 en la curva de Besadiña, que acomete la Diputación, y el agua sigue minando por debajo con el peligro de que el vial se hunda y arrastre muros de casas. Desde que empezaron las obras en este tramo, se estableció tráfico alternativo regulado por semáforos y dicen que ya un vecino sufrió un golpe en la cabeza porque para que el viento no los tirara la empresa sujetó uno con un rastrillo y al sacarlo porque no sabía que hacía allí, le cayó el semáforo encima y le abrió un herida.

Se quejan de que no saben porqué las obras están paradas y que ya hablaron con la alcaldesa accidental, Mercedes Giráldez, que les aseguró que ya estaba en contacto con la Diputación, pero dicen que los trabajos no se retomen.

Giráldez asegura que desde que empezó la paralización, gestionó en todo momento una solución.

Aclara que el vigilante de la Diputación fue quien paralizó los trabajos porque al abrir la carretera se encontraron que estaba atravesada por una tubería de saneamiento y por debajo una tajea de conducción de agua que es la que mina la tierra. El vigilante entendió que al tratarse de saneamiento debía de ser el Concello quien arreglarara pero la alcaldesa dice que esta semana ya quedó aclarado. Confirma que el jueves la Diputación colocó unas planchas para que los vehículos puedan pasar y que el lunes la Diputación verá cómo está la tajea para dar solución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook