09 de noviembre de 2018
09.11.2018

Recaré espera este mes informe favorable de Carreteras y relanzar el proyecto de inmediato

Los promotores están dispuestos a realizar "todos los ajustes necesarios" en el diseño de los accesos y confían en lograr informe ambiental favorable a principios del próximo año

09.11.2018 | 04:00
Infografía del futuro parque con tiendas de alimentación, deporte, bricolaje y un gran parking. // FdV

Los promotores del parque comercial de Recaré confían en que la Demarcación de Carreteras del Estado envíe un nuevo informe sobre los accesos hacia la tercera semana de noviembre para poder incorporarlo directamente al expediente urbanístico para reiniciar el proceso de evaluación ambiental simplificada. El pasado 15 de octubre el Diario Oficial de Galicia (DOG) publicaba la resolución desfavorable de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático basada en un dictamen del órgano dependiente del Ministerio de Fomento en el que se advertía de que los viales de entrada al nuevo recinto afectaban a la reserva de suelo establecida para desarrollar la autovía alternativa a la A-55 desde Porriño a Vigo. Pese al varapalo administrativo, Xunta, Concello y propiedad coincidieron en que el escollo era subsanable y fuentes próximas a la Inmobiliaria Recaré S.L. confían en que se pueda lograr el visto bueno autonómico al proyecto a principios del próximo año.

"Hablamos de un parón de dos o tres meses. La actuación sigue adelante y los propietarios confían en resolver en enero o febrero", puntualizan desde el entorno de la propiedad, que ya se esperaba el informe negativo de Carreteras debido al cambio normativo que se produjo después de la aprobación en 2008 del planeamiento que ahora se pretendía rescatar. Los dueños de los terrenos, tras más de una década en trámites, se muestran optimistas y circunscriben los cambios solicitados a un ajuste en los accesos. Se desplazan ligeramente los viales de entrada al nuevo parque comercial aprovechando los accesos existentes en Bembrive.

Con ello se pretenden minimizar los "efectos ambientales significativas en materia de movilidad" que detectó Fomento en la ordenación provisional planteada a la Xunta teniendo en cuenta las necesidades de desplazamiento en una zona por la que pasan una media de 39.000 vehículos diarios y a los que habría que sumar los movimientos derivados del desarrollo de este parque de medianas con 49.000 metros cuadrados de superficie comercial repartidos en un máximo de cinco alturas y 25 metros de alto.

El propio alcalde restó importancia al dictamen de Carreteras nada más conocerlo y celebró que vea incompatibilidad entre las previsiones del PXOM del 2008 y la nueva normativa sectorial porque supone por primera vez reconocer la posibilidad de que en el futuro se construya la autovía alternativa a la congestionada A-55. Abel Caballero avanzaba ya hace un mes que confiaba en que se resolviese el "parón" en apenas dos o tres meses, mismo plazo que estiman necesario los representantes de la propiedad.

La zona en la que estaba previsto resolver las conexiones del nuevo parque con esta autovía están dentro de un tramo de concentración de accidentes y se desplazarán unos metros para evitar congestiones en el futuro. El resto de informes sectoriales fueron favorables, por lo que la tramitación ambiental en la Consellería de Medio Ambiente prevé recortarse a la mínima expresión. No se detecta riesgo de afecciones acústicas ni paisajísticas importantes en una obra en la que está prevista la inversión de 45 millones de euros y que creará más de 1.300 puestos de trabajo. Incorporará negocios de alimentación, electrónica, bricolaje, deportes o muebles y contará 1.700 plazas de aparcamiento en sótano y en la cubierta, además de importantes zonas verdes. Toda su superficie está ya apalabra y los acuerdos con las marcas se mantienen ya que el retraso se prevé que sea de muy pocos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook