13 de julio de 2018
13.07.2018

La persona que renunció no estaba apoderado

13.07.2018 | 03:38

El fallo del Supremo y del Constitucional contra la junta de compensación, llega cuando se había logrado poner en marcha en el Concello la licencia para la ejecución del primer vial exterior de la urbanziación que permitiría conseguir licencias de construcción. También fue un largo proceso ya que para su aprobación, la junta de compensación tuvo que solicitar la prevalencia a la Consellería de Medio Rural de este vial sobre los intereses de los comuneros. Para su ejecución, la junta necesita aprobar las derramas, liquidar la deuda judicial con Mirón y Agarvi y así poder liberar los embargos.

La Audiencia Provincial falló a favor del recurso de Mirón y Agarvi en el que reclamaba esos 2,2 millones de euros, porque entendió que el representante que acudió a la asamblea de 17 de diciembre de 2007, en la que se aprobó la resolución del contrato, no estaba apoderado para la renuncia del derecho de crédito, es decir al coste de la obra ya ejecutada hasta entonces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores