19 de abril de 2018
19.04.2018

La "Operación Vida", pendiente del resultado del volcado de ordenadores de la familia Giménez

Dos años después de que los hermanos Giménez y sus padres fueran detenidos, todos se encuentran ya en libertad con medidas cautelares -Los abogados esperan el análisis de los móviles de los investigados

19.04.2018 | 03:27
Los hermanos Giménez y sus padres celebrando la pasada Navidad. // Gonzalo Núñez

El 14 de abril de 2016, el titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Cangas, David Pérez Laya, dictó auto de prisión para el que se proclamaba príncipe de los gitanos gallegos, Sinaí Giménez, y dos de sus hermanos, Juan Paulo y Saúl, acusados, entre otros delitos de extorsión, coacciones y blanqueo de capitales, por lo que habían sido detenidos el día 12 de abril de 2016 en sus viviendas de Tomiño, en lo que se denomina "Operación Vida".

Dos años después, tras pagar las correspondientes finanzas, que bajaron de 100.000 euros para cada uno de los hermanos, hasta los 25.000 euros con los que el pequeño de los hermanos, Saúl Giménez, obtuvo la salida de prisión, todos están en libertad provisional, sin que se haya presentado aún el informe de Fiscalía, porque todavía no finalizó la fase de instrucción. En estos momentos se está pendiente del resultado del volcado de los ordenadores que tuvo lugar en la Comandancia de la Guardia Civil de Poio, y también del análisis de los teléfonos móviles de los que se incautaron los agentes. La huelga de Xustiza, los cambios constantes de letrados por parte de los morones y los traslados de funcionarios ayudaron también a retrasar esta fase de instrucción, que ya dura dos años.

El día 27 de abril de 2016, el juez dictó también prisión para el cuarto de los hermanos Giménez, Marino, que también había sido detenido en la citada operación junto a su pareja. El juez había decidido dejar el libertad con fianza a la matriarca Flora Jiménez, a la mujer de Sinaí, Amelia y a un sobrino. El día 15 de abril de 2016 el patriarca de la familia Morón, Olegario Giménez, compareció ante el juez, que decreto también su ingreso en prisión, que eludió por motivos de salud.

Salidas de la cárcel

El juez instructor, al primero que deja en libertad sin fianza y sin medidas cautelares es al patriarca de los Morones, Olegario Giménez, que se encontraba en arresto domiciliario. En noviembre de 2016 y tres diversos recursos, el juez instructor deja en libertad a Marino Giménez tras pagar una fianza de 50.000 euros. Es el primero de los hermanos en salir de prisión. En su libertad pesa mucho el informe forense de la cárcel, en el que se señala que Marino Giménez padece obesidad mórbida. Tuvo que volver a la cárcel en marzo de 2017 por no satisfacer la fianza y poco después volvió salir en libertad provisional.

Las fianzas de 100.000 euros a los hermanos Giménez fueron impuestas por la Audiencia, pero poco a poco fueron rebajadas por considerar que había arraigo y, por lo tanto, no había que temer riesgo de fuga. A finales de julio del pasado año sale de prisión de Teixeiro, también tras abandonar una fianza de 50.000 euros, el segundo de los hermanos, Juan Paulo. Sinaí Giménez sale unos días más tarde, concretamente el día 15 de agosto de 2017. Cumplía la prisión provisional en el penal de Villabona, en Asturias. El pequeño de los hermanos, Saúl Giménez salió de la cárcel en noviembre de 2017, tras pagar una fianza todavía más reducida que las anteriores. Lo hizo por 50.000 euros.

No hay que olvidar que la causa formar contra la familia morón se inicia el 30 de marzo de 2016 con una querella por parte de la Fiscalía de Pontevedra contra 13 miembros de la citada familia: Sinaí Giménez, , Rafael Fernández Gómez, María Amelia Camacho Monteiro Maía (mujer de Sinaí Giménez), Olegario Giménez yFlora Jiménez Gabarry (los patriarcas de la familia), Marino Giménez, Saúl Giménez, Samuel Giménez (el sobrino de Sinaí), Estela Fernández Areal (novia de Marino), Nuria Feraru (mujer vinculada a Marino) , Miguel Ángel Valverde (secretario de Snaí Giménez) y María Consuelo Giménez (hermana de Sinaí Giménez).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca