13 de septiembre de 2017
13.09.2017

Los biólogos, sorprendidos ante la inusual y variada presencia de cetáceos en las Rías Baixas

Se atribuye a un afloramiento de nutrientes quizás más fuerte de lo habitual - Además de delfines se avistan calderones y ballenas

13.09.2017 | 04:48
Un grupo de delfines comunes en la ría. // BDRI

Ya se ha explicado en los últimos meses en FARO que las poblaciones de delfines mulares siguen en aumento en las Rías Baixas. Pero es que ahora se detecta también una inusual presencia de otras muchas especies de mamíferos marinos, tanto delfines comunes como rorcuales, pasando por diferentes tipos de ballenas y calderones. Se trata de un episodio inusual que agrada enormemente a los biólogos y a la comunidad científica.

Este considerable aumento de visitantes inesperados se achaca a un incremento notable de fitoplancton en las rías, que a su vez atrae a diferentes especies de peces y cefalópodos. Ese aumento de nutrientes y los movimientos de calamares, sardinas y productos semejantes hacia el interior de las rías genera un efecto llamada que arrastra a diferentes cetáceos que habitualmente permanecen en mar abierto.

Aunque sin descartar otros factores o causas naturales o climáticos que puedan propiciar ese acercamiento a la costa de ejemplares nunca antes vistos por estas latitudes.

Variedad

En cualquier caso se trata de "un espectacular aumento de la biodiversidad", según atestigua Bruno Díz López, director del Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI, por sus siglas en inglés), con sede en O Grove.

Este biólogo declara que con motivo de las últimas jornadas de observación realizadas por su equipo y sus estudiantes a bordo del barco del BDRI "nos ha sorprendidos positivamente la abundancia y variedad no solo de aves marinas, cuya presencia es ya muy conocida en la zona debido a la multitud de especies migradoras, sino que también nos ha llamado poderosamente la atención el aumento de mamíferos marinos, y de cetáceos en particular".

A modo de ejemplo explica que "hace unos días, en una simple jornada de observación, hemos avistado seis especies diferentes de cetáceos, y eso es un lujo que muy pocas zonas del mundo pueden ofrecer".

Tras destacar que el momento actual en las Rías Baixas es tan interesante como sorprendente desde el punto de vista ecológico, Bruno Díaz incide en que se está produciendo un importante afloramiento, "y esto significa que llegan nutrientes a nuestras aguas y permite que se detengan en ellas multitud de especies que están de paso y quieren alimentarse, como es el caso de las ballenas".

Un ejemplo concreto de ello "es la ballena azul o híbrido de ballena azul localizada hace unos días en la ría de Muros-Noia", pero tanto o más destacada resulta la notable presencia rorcuales comunes y aliblancos.

"Es muy positivo que pasen por nuestras aguas y se detengan, como sucede también con los calderones grises que incluso se están alimentando dentro de la ría de Arousa", explica Bruno Díaz, que lo considera "algo realmente sorprendente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes

FaroEduca