18 de agosto de 2017
18.08.2017

El Gordo ya está en casa

La Lotería de Navidad supone uno de los mayores reclamos para los turistas durante sus vacaciones de verano

18.08.2017 | 03:45
José Verde, propietario del bar O Pósito, donde se repartió un segundo premio el año pasado. // S.A

La lotería de Navidad salió a la venta a comienzos del mes de julio y las Administraciones no han parado de recibir gente desde entonces. El comprar décimos en los lugares de veraneo se ha convertido algo habitual y los municipios de O Morrazo lo notan en sus oficinas y establecimientos.El mayor volumen de venta se da durante el mes de agosto y también en los cambios de quincena, cuando los veraneantes vuelven a casa. La mayoría de compradores son turistas que aprovechan sus vacaciones para adquirir décimos en las localidades que visitan y no perder la oportunidad de apostar.

Aún queda mucho para la Navidad, pero la suerte comienza a repartirse mucho antes. En esto coinciden desde las oficinas de Loterías y Apuestas del Estado de O Morrazo, que no han dejado de vender boletos desde las primeras semanas de julio. Los turistas son los compradores más habituales, pero hay vecinos de los municipios que prefieren prepararse con antelación.

"A los turistas, allá por donde van, le gusta comprar un décimo", declaran desde la Administración número tres de Cangas. La propia campaña de la lotería de Navidad , "The Guiris", lo confirma. Con una temática centrada en el verano y el turismo, remarca el alto número de ventas que se llevan a cabo en los meses de julio y agosto. El comprar décimos en las zonas costeras de veraneo, como O Morrazo, se ha vuelto un reclamo a la buena suerte y es una práctica cada vez más habitual entre los turistas. La propia presidenta de Loterías y Apuestas del Estado, Inmaculada García, declaraba que la venta de lotería de navidad en verano supone entre un 12% y un 15%.

El mayor volumen de ventas se nota durante el mes de agosto. "Con el cambio de quincena viene más gente", afirma Andrea Fonseca, de la Administración de Lotería número dos de Cangas. Durante julio los compradores están más "despistados", aunque no deja de venderse. Andrea destaca que se encuentra también con visitantes alrededor del mes de junio ya preguntando por los décimos ya que "no quieren quedarse sin su participación".

Desde las Administraciones coinciden en que algunos de los turistas que repiten destino en O Morrazo vuelven cada año a las mismas oficinas y se dirigen directamente a ellas. Es muy habitual también que reciban encargos por parte de familiares o compañeros de trabajo. "Vienen con recados", bromea Andrea.

"Los turistas dicen: no me voy a quedar sin un décimo de este pueblo en donde veraneé, podría tocar", afirma Jorge Juncal, dela Administración número uno de Moaña. Los compradores vienen de todas partes de España, pero es muy común también encontrarse con muchos de otros lugares de Galicia que no quieren perder la oportunidad de adquirir un boleto de las localidades que visitan. "Se aprovechan los dos bandos: los de fuera y los de aquí. Por esto precisamente se vende ya desde el verano", declaran desde Moaña.

Las Administraciones confirman un alto número de ventas e incluso un ligero aumento. "A pesar de que desde Loterías no nos suministran con todo lo que necesitamos", destacan desde la Administración número tres de Cangas. Las oficinas se encargan también de abastecer a otras empresas y puntos de venta, por lo que los décimos se terminan con rapidez.

El "ya no tan" principiante

El bar O Pósito se convirtió en el afortunado ganador del segundo premio de la lotería de Navidad el año pasado y nadie quiere dejar pasar la oportunidad de probar un poco de esa suerte. "Desde que ganamos el segundo premio se nota más gente", afirma José Verde, propietario del bar. El aumento en el número de ventas es palpable y José calcula que al día vende un par de números.

Este año O Pósito cuenta con una impresora de décimos parecidos a los de las Admininstraciones. De esta manera el establecimiento ya no depende de ellas y cuenta con una mayor libertad a la hora de ofertar boletos.

Al igual que en las Administraciones de O Morrazo, en O Pósito las ventas se dan más por parte de los turistas. Los vecinos de la localidad compran más durante los meses de octubre y noviembre, ya que no tienen prisa a la hora de adquirir los décimos. "Para ser un bar se está vendiendo muchísimo, pero sobre todo a gente de fuera", afirma José Verde. Sin embargo, no deja de recibir caras conocidas que vienen en busca de un poco de la fortuna navideña que invadió al bar año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2018/2019 .