02 de julio de 2017
02.07.2017

San Martiño, ni que fuera Camelot

Numerosas personas disfrutan de la jornada en la Moaña Antiqua

02.07.2017 | 03:44
Un alfarero muestra su trabajo a los visitantes, ayer, en la Moaña Antiqua. // Gonzalo Núñez

San Martiño parecía ayer Camelot. No había castillo, en su lugar una iglesia que impacta, tampoco estaban el Rey Arturo y su esposa Ginebra, pero sí que había mesa redonda, esa que forman los miembros de la corporación municipal en Moaña. San Martiño había regresado al medievo por segunda vez consecutiva. Lo hizo con más alarde que el primer año, con una escenografía excelente, donde no faltaba detalle. San Martiño era un pueblo preparado para el mercadeo, pero también para presenciar espectáculos como el de la cetrería o el caballar.

A media tarde, el cruceiro de San Martiño apenas se veía. La gente entraba en Moaña Antiqua como si hubiese abierto una puerta en el tiempo. Ávidos de aquellas costumbres ancestrales, las gentes del municipio de Moaña subían la cuesta de San Martiño con paso firme y muchos vestidos de época, que la vergüenza del pasado año ya quedó atrás. Comenta la concejala de Cultura y máxima responsable de este evento, Coral Ríos (BNG) que hubo en la villa sastre y modista que tuvieron trabajo a destajo preparando vestidos para lucir este fin de semana en lo que ya se conoce como "O San Martiño do verán". La alcaidesa Leticia Santos y la propia Coral Ríos lucieron ropa de época, menos atrevidos fueron los demás concejales de gobierno, que se resisten a ponerse calzas y babuchas. Coral Ríos cambió dos veces de atuendo medieval. El calor no apretaba ayer mucho y las ropas de época se aguantaban con facilidad. Así que no era difícil recorrer los 50 puestos de este macro mercadillo de Moaña Antiqua, cada cual más ajustado a ese tiempo.

Ayer ya fueron más que el viernes los que se quedaron a comer en ese agujero en el tiempo que es Moaña Antiqua y por la tarde fue como si ese espacio temporal se hubiese agrandado y salían de él gente a borbotones. Si el viernes llamó poderosamente la atención el espectáculo de cetrería y los cabaleiros de Moaña con sus monturas, ayer el público asistente se quedó con la pequeña aldea árabe, llena de telas de colores donde lucía una tetería que hacía las delicias de los aficionados a este tipo de infusiones, que ya antaño se sabían que curaban. Eran tiempos en los moriscos, de esa España en la que convivían cristianos, moros y judíos. También ayer en San Martiño. Se consiguió el propósito de lograr que el número de personas vestidas de época fuera mayor que en la primera edición, ahora ya solo queda que Moaña Antiqua tenga moneda propia, como en otras fiestas del medievo que hay por Galicia adelante.

El grupo Solaina actuó por la mañana y a media tarde actuó Breogán. Para el final de fiesta estaba prevista la puesta en escena de Lazarillo de Tormes a cargo del grupo Teatro do Morcego, con el actor moañés Celso Parada al frente.

Hoy se espera que San Martiño sea un bullicio total al medio día, con los locales ya repletos para disfrutar también de manjares que se hacían ya en el medievo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine