12 de febrero de 2017
12.02.2017

La Iglesia de Bueu tala las dos palmeras del atrio debido a la plaga del picudo rojo

La situada en la parte izquierda era "insalvable" debido al grado de afección de esta plaga - Los restos de la tala serán retirados en los próximos días para ser incinerados

12.02.2017 | 03:10

Crecer al lado de la iglesia y en terreno sagrado no es sinónimo de tener la salvación asegurada. Ni mucho menos. La larga vida de las dos palmeras que flanqueaban la entrada del atrio parroquial de Bueu son ya historia, con un final poco glorioso ya que están condenadas a pasar a la eternidad ardiendo en una planta de incineración. La culpa es del conocido como picudo rojo, que en esta ocasión ha ejercido el papel de diablo y ha obligado a la Iglesia a adoptar la drástica decisión de talar los dos árboles, que fueron cortados ayer.

Las palmeras estaban situadas a cada flanco de la entrada del atrio parroquial y según los vecinos de la zona tenían varias décadas de antigüedad. El ejemplar que estaba más claramente afectado por el picudo rojo era el situado en el lado izquierdo. La afección era tal que resultaba imposible su recuperación, razón por la que la parroquia decidió que lo conveniente era proceder a su tala. La otra palmera estaba ubicada al lado de la casa rectoral y, aunque en este caso la posible afección del picudo no era tan notable, se procedió a su corta como medida de precaución.

Los trabajos fueron supervisados durante la mañana de ayer por el párroco de San Martiño de Bueu, Antonio Maceira, y hasta la zona se acercó también el edil de Servizos, Fidel Castro. El Concello tenía previsto colaborar aportando maquinaria para apartar los restos de la tala y mantener abierto el acceso al atrio parroquial. Las estimaciones de los técnicos apuntan que los dos árboles podrían tener una altura de entre 8 y 10 metros.

Los protocolos de seguridad marcan una serie de pautas para tratar los restos de estas podas, con el objetivo de impedir que el picudo rojo pueda extenderse. Una de las alternativas es enterrarlos a una profundidad de al menos tres metros y la otra es proceder a su incinerado en una planta especializada. En este caso se ha optado por la segunda vía y los restos serán retirados y trasladados en los próximos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2018/2019 .