05 de septiembre de 2014
05.09.2014

El paseo de Seara sorteará los astilleros con una pasarela sobre el mar

05.09.2014 | 00:46

El Consello de la Xunta de Galicia autorizó ayer la firma del convenio de colaboración entre la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI), Portos de Galicia y el Concello de Moaña con el objetivo de construir el tramo de Seara que unirá la senda peatonal de A Xunqueira con el paseo marítimo del centro. En total la administración autonómica invertirá 420. 000 euros para actuar en 310 metros lineales entre el aparcamiento de la Casa do Mar, que bordeará, y el entorno del edificio de Salitre, en donde entroncará con la senda de A Xunqueira. Se completará así el gran paseo y carril bici de Moaña entre O Con y las isla de Samertolaméu, de más de 3 kilómetros de longitud.

El paseo irá por el litoral, ocupando el espacio de Costas cedido por los concesionarios del mismo. Excepto en el punto del conocido como astillero de Casqueiro, cuyos propietarios no cedieron la superficie al entender que la carpintería de ribeira se vería dañada.

El alcalde, José Fervenza, valora positivamente que Costas diese el visto bueno al proyecto acogido por el Concello y el paso dado ayer por la Xunta. "Nos permite seguir traballando na mellora e recuperación do noso litoral", apunta. Toda vez que no se les permite expropiar los terrenos necesarios del astillero en cuestión, asegura que ya remitieron a Costas una petición para salvar ese tramo, de unos 20 metros, con un pequeño puente sobre el mar, evitando así que se interrumpa el espacio peatonal. De todas formas, Fervenza señala que si no cuentan con el aval de Costas construirían el resto del paseo previsto "dada a inversión tan grande da Xunta", excepto en el frente del astillero de Casqueiro. "Trataremos de seguir negociando cos propietarios para acadar un acordo, senón haberá que agardar a que finalice a concesión en 2018 para completar ese tramo", apunta al alcalde.

La Xunta da por hecho que será necesario proyectar una estructura de madera volada en algún tramo, precisamente "para evitar afeccións ás vivendas situadas a moi reducida distancia do bordo litoral". Será necesario modificar las rampas de bajada y adaptarlas al nuevo paseo y se humanizará el entorno con césped, árboles, mobiliario urbano e iluminación.

Fervenza argumenta el paso que darán en "as máis de 8.000 sinaturas que recolleron os veciños pedíndonos que seguíramos adiante con este paseo". Critica que en pleno se encontrase con la postura en contra de BNG y PSOE. El Concello no debe correr con ningún gasto, pero tiene que asumir y mantener la obra una vez que finalice.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook