20 de julio de 2014
20.07.2014
Faro de Vigo
Reclamaciones por la facturación del consumo eléctrico

Fenosa reconoce cobrar de más a Cangas por enería reactiva, pero solo acepta devolver el exceso de 2013

Los vecinos sospechan que las instalaciones aún tienen actividad y quieren que Fenosa lo aclare

20.07.2014 | 00:57
Subestación de Fenosa en San Pedro, ayer.

Gas Natural Fenosa ha reconocido formalmente al Concello de Cangas que cometió errores en la facturación de la energía reactiva, como denunció el gobierno local, aunque la empresa solo está dispuesta a devolver 7.238 euros correspondientes al exceso cobrado durante un año (entre los meses de mayo de 2012 y 2013) y no las últimas cuatro anualidades que demanda la Administración municipal y que suman 21.424 euros. Fenosa se ampara en un informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) -que aún no está oficialmente publicado, lo que merma las opciones de los reclamantes, al no poder analizar su contenido- que determina que "no cabe exigir refacturaciones por períodos superiores a un año", un argumento que no comparten los responsables municipales, que van a exigir que se le devuelva todo el dinero cobrado de más. "Temos moi claro que non imos a renunciar á parte que non recoñece a compañía", remarcó ayer el concejal de Facenda, Pío Millán, y anunció que se darán pasos inmediatos para "defender os intereses" de los ciudadanos cangueses.

El primero en esa dirección será denunciar ante el servicio de Consumo de la Xunta que la empresa "non quere facerse cargo dos erros cometidos con anterioridade a maio de 2012" y esperar que cambie de parecer. Si tampoco así se arregla, la "alternativa" es hacer desde el Concello "unha liquidación ao noso favor pola cantidade que queda pendente de recoñecer", o sea 14.186 euros, "e compensar esa liquidación contra a facturación da compañía eléctrica". En términos menos técnicos, descontarle esa deuda en los próximos pagos por consumo que el Concello tiene que hacerle a Fenosa. "O cobrado de máis ten que devolverse na súa totalidade", exige el edil, que se ampara en los informes técnicos de los funcionarios y en los de una empresa especializada que el Concello contrató para representarlo en este asunto.

La energía reactiva es la demanda extra de energía que algunos equipos de carácter inductivo, como motores, transformadores o luminarias necesitan para su funcionamiento. Los servicios técnicos municipales detectaron que esa facturación a Cangas presentaba "anomalías" por cobros indebidos por importe de 21.424 euros que había que corregir. Determinaron que dicha facturación se realizó de forma incorrecta desde el año 2009 en los suministros menores de 10 kilowatios, devolvieron los recibos y encargaron su reclamación a la empresa IPA (Ingeniería Prestacional Aplicada) . El alcalde, José Enrique Sotelo, firmó los documentos oficiales para reclamar a Gas Natural Fenosa la devolución del mencionado dinero, que se remitieron al Instituto Galego de Consumo y a la compañía eléctrica.

"Verificaremos se se recibiu algunha comunicación similar vía Servizo Galego de Consumo da Xunta de Galicia, pois é a través do cal se debe contestar e realizar alegacións", explica Pío Milán, que sospecha que Gas Natural Fenosa "intenta saltarse a Consumo para evitarse a sanción económica" y advierte que el Concello mantendrá esa vía abierta puesto que "exerce medidas de presión adicionais, con sancións económicas superiores ás cantidades xa adebedadas pola eléctrica ao Concello", además de archivar oficialmente toda la información sobre este asunto y evitar que este prescriba. Las reclamaciones se dirigen contra dos empresas (Gas Natural Sur SDG y Gas Natural Servicios SDG), con distintas identificación fiscal, "aínda que son o mesmo grupo empresarial", aclara el concejal.

Información relevante

El último documento con "información relevante" remitido por la empresa IPA al Concello insiste en los argumentos para que la compañía proceda a la "devolución íntegra de lo cobrado ilícitamente" y considera "irrefutable" que las cuantías cobradas y reclamadas se han producido durante varios años y en "multitud de suministros", "sin respetar la legalidad vigente" y que "no existe legalmente acotación temporal para el concepto reclamado". También abunda en que "deberán devolverse todas las cantidades indebidamente facturadas en la primera facturación siguiente, sin que pueda producirse fraccionamiento de los importes a devolver" -en ese caso se aplicará el interés legal del dinero- y sin que se establezca plazo temporal alguno. "Es decir, lo cobrado de más ha de devolverse en su totalidad", concluye.

"Comprometéronse a desmantelar a vella subestación antes de inaugurar a nova, pero todo segue igual e non miramos movemento na zona", advierte el presidente de la asociación de vecinos "Nós" de San Pedro-Cimadevila, José Gil, preocupado por la "falta de noticias" de Fenosa sobre el proceso de desmantelamiento de las instalaciones, en las que sospechan que aún existe algún tipo de actividad. "Todo o armamento está donde estaba e non vemos avances para desmontala", lamenta.

Los vecinos se quejan de que la comunicación con la empresa era fluida cuando esta necesitaba de sus gestiones para alguna obra, como levantar un nuevo transformador en el monte del entorno, pero desaparece cuando Gas Natural Fenosa no tiene intereses en juego. "Non sabemos se a nova funciona xa a pleno rendemento, pero se é así a vella xa debería desaparecer", recalca Gil, que alude a la necesidad de retirar las líneas soterradas de alta tensión que parten de las instalaciones de San Pedro previo a la recalificación de los terrenos de acuerdo con el convenio suscrito. El representante vecinal insta a la eléctrica a contactar con ellos para explicarle en qué situación está el asunto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca