28 de marzo de 2014
28.03.2014

Moaña rechaza el proyecto del paseo de Seara y reclama que se protejan los astilleros

La oposición impuso su mayoría en el pleno para descartar una actuación en tierra que "arrasaría" con las estructuras - El regidor pedía que no se dejase escapar la inversión de la Xunta

28.03.2014 | 01:41
El arquitecto Juan Rivas explica su propuesta de paseo marítimo ante el equipo de gobierno. // G.N.

La aprobación del proyecto redactado por la consultora Lagares para el paseo marítimo de Seara, que conecte por la línea costera la alameda con la senda de A Xunqueira a la altura del edificio Salitre, se convirtió ayer en uno de los puntos más importantes en el pleno de Moaña. La propuesta conllevaba la expropiación de un terreno. Sin embargo no se aprobó. El equipo de gobierno se quedó solo en la defensa del proyecto de un paseo de seis metros de ancho en el borde marítimo. Los ediles de BNG y PSOE argumentaron su voto en contra en la necesidad de una actuación integral y en que el proyecto que la Xunta pretendía construir este verano "arrasaría" las dos carpinterías de ribeira, para las que reclaman protección y puesta en valor con una finalidad museística. "Son dúas auténticas xoias e temos que valoralas para explicarllo aos veciños", apuntaba el portavoz del BNG, Xosé Manuel Millán.

El alcalde, José Fervenza, solicitaba la colaboración del resto de grupos ante el riesgo de perder una inversión comprometida por la Xunta de 420.000 euros. Aludió también a que se trata de una actuación demandada desde hace años.

El protagonismo del debate estuvo fuera de las sillas de los cargos electos. El arquitecto Juan Rivas asumió la palabra para explicar que su proyecto fue el inicial, y que contemplaba una pasarela de madera sobre el agua "que no contradice la ley de Costas" y que respetaba a los astilleros tradicionales. Incluso propone un puente levadizo para permitir el paso de embarcaciones tradicionales a la estructura que utiliza el colectivo Sueste.

Asimismo, lamentó que el proyecto propuesto solo pretenda construir un acceso al mar anulando las tres bajadas existentes en la actualidad. Finalmente, denunció que Xunta y Concello mezclaron ambos proyectos y ofrecen datos técnicos "falsos" con respecto al paseo que se acabaría haciendo. El tramo que conectaría ambos paseos según el proyecto vencedor del concurso contempla una senda de unos 220 metros lineales.

También tomó la palabra el representante de Sueste, que volvió a explicar su postura en contra de este proyecto y lo considera "unha solución pobre". En este sentido, reclama una actuación integral en esta franja marítima, aunque ello conlleve esperar hasta contar con un presupuesto más alto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook