18 de diciembre de 2012
18.12.2012

El gobierno aprueba las cuentas de 2013 con la abstención del PSOE y el silencio del PP

El presupuesto salió adelante inicialmente con los votos del BNG y de la edil no adscrita Laura Ogando - Facenda prevé cerrar el próximo año con un superávit de 133.000 euros

18.12.2012 | 01:00
El BNG sacó adelante el presupuesto con sus votos y el de la edil Laura Ogando. // Carmen Giménez

Los presupuestos municipales de Bueu para el año 2013 superaron ayer su primera etapa. El gobierno local del BNG sacó adelante el documento económico gracias a su holgada mayoría absoluta y con apoyo de la edil no adscrita Laura Ogando, mientras que el PP y el PSOE se abstuvieron. Los dos partidos de la oposición optaron por la abstención, pero a través de diferentes vías: el PP la del silencio, ya que ninguno de los concejales del grupo municipal explicó o justificó su posicionamiento, y el PSOE optó por alabar el trabajo de la Concellería de Facenda, aunque eludiendo un voto favorable a las cuentas del próximo ejercicio.

El encargado de desgranar las líneas generales y las cifras del presupuesto fue el concejal de Facenda, José Inocente García Cuervo, que explicó que se prevé un superávit de 133.000 euros (5.379.000 euros de ingresos y 5.265.000 de gastos). "Optamos por unha previsión de ingresos realista, igual que a deste ano e que nos permitiu ingresar un millón de euros máis do presupostado, e pola conxelación de gastos, que só suben 20.000 euros", afirmó durante su intervención. Ese superávit también permitirá "continuar enxaguando" el remanente negativo de tesorería. Cuervo también incidió durante su exposición en otros dos aspectos: el plan de inversiones de 400.000 euros se asumirá casi íntegramente con fondos municipales y durante 2012 se cancelarán de manera anticipada dos créditos gracias al plan de financiación de la Diputación de Pontevedra.

La única intervención desde las filas de la oposición fue la del portavoz socialista, que felicitó abiertamente a Cuervo. "Nótase a man do concelleiro por presentar en tempo e forma os orzamentos para que a oposición puidese facer unha valoración rigurosa", concedió. No fue la única concesión de Castro, que entiende que "esta vez as cousas se fixeron ben, tendo en conta primeiro os ingresos dos que se vai dispoñer e logo decidir en que se gastan". No obstante, el portavoz municipal del PSOE señaló que el documento aprobado ayer inicialmente está marcado por la "austeridade" y el intervencionismo del Gobierno central, por lo que optó por la abstención.

El encargado de cerrar el debate sobre este asunto fue el propio alcalde, Félix Juncal, que tampoco escatimó elogios a la "brillantez" de la Concellería de Facenda. Sin embargo, rechazó el principio de austeridad citado por el concejal socialista. "É unha palabra que ultimamente denosto, prefiro falar de racionalidade", subrayó. Al igual que hiciera previamente Cuervo, el regidor insistió en que la elaboración de las cuentas municipales estuvo condicionada por las condiciones impuestas por el Estado para acogerse al plan de pago a proveedores y al consiguiente plan de ajuste. Juncal aprovechó la ocasión para defender la decisión tomada en su día de prorrogar los presupuestos de 2010 y 2011 pese a disponer de mayoría absoluta. "Non o fixemos porque habería que introducir axustes que truncarían proxectos xa en marcha", volvió a justificar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes

FaroEduca