23 de agosto de 2012
23.08.2012

Cal cumple su promesa y se va de acampada

El olímpico cangués disfruta con su sobrino de 11 años de unos días en el camping de las islas Cíes

23.08.2012 | 03:21
David Cal, ayer por la tarde en las islas Cíes. // Restaurante Rodas

La superestrella olímpica del deporte español, el canoista cangués David Cal, cumplió con lo que había anunciado hace unos días en Londres tras ganar su quinta medalla en C-1. Ayer empezó a disfrutar de unas sencillas vacaciones en compañía de su sobrino Gabriel, de 11 años, al que le había prometido llevar de acampada. Por la mañana ambos cogieron en Cangas el barco a las islas Cíes, en donde permanecerán hasta el viernes. Nada más llegar asegura que montaron la tienda, comieron, fueron a la playa y acompañó a su sobrino a tomar una hamburguesa en el restaurante Rodas de la isla.

"A mi sobrino le había prometido que después de las olimpiadas le llevaría de acampada a Cíes o a Ons", aseguraba ayer David Cal, el mejor olímpico español de los últimos años, mientras tomaba un refresco en el restaurante Rodas de las Cíes, en compañía de Gabriel, de 11 años, y cumpliendo con la promesa que le había hecho. A primera hora de la mañana cogieron en Cangas un barco de la naviera Mar de Ons con destino a Cíes. Tras ganar la plata el pasado 8 de agosto en los Juegos de Londres Cal había anunciado ante las cámaras que sus vacaciones iban a ser muy sencillas, que cumpliría la promesa de llevar de acampada a su sobrino. Aquellas palabras llegaron al corazón de muchas personas y también del empresario de Mar de Ons, que obsequió al palista cangués con un viaje y estancia en el camping de las islas Cíes.
Cal permanecerá hasta el viernes en la playa de Rodas y ese mismo día regresará a su pueblo natal porque tiene otra cita que cumplir como pregonero, el sábado, de las Fiestas del Cristo. Volverá al Concello para dirigirse a los cangueses y abrir unos festejos que se prolongan hasta septiembre. Pero hasta entonces, el mejor olímpico español de todos los tiempos, con cinco medallas, quiere disfrutar de estos dos días con su sobrino. Desde la isla aseguraba que nada más llegar, montaron la tienda, comieron unos bocadillos, disfrutaron de la playa y, como otros visitantes más, acudieron al restaurante Rodas en donde Cal bebió un refresco mientras su sobrino mataba el hambre con una hamburguesa. No faltaron algunas personas que se acercaban para felicitarle. Para hoy tienen previsto realizar una excursión al faro y disfrutar de la naturaleza de estas islas. Reconoce que para él también es la primera vez que acude de acampada a las Cíes, lo hizo alguna vez en Ons. De su futuro profesional asegura que todavía no ha decidido nada con su entrenador sobre si continuará para acudir a los próximos Juegos de Río o no: "Es algo que no depende de mí solo". Reconoce que lleva desde los 14 años concentrado y que estos últimos 15 años han sido muy duros para poder llegar a donde lo ha hecho "aunque es algo que me gusta". Entrena todos los días, mañana y tarde, en una dedicación absoluta a este deporte que empezó con solo 8 años, en compañía de un amigo, cuando veían en la ría de Aldán las piraguas y decidieron practicar. Con 29 años, no tiene claro, por el momento, su futuro profesional en espera también de lo que decida con su entrenador de cara a las Olimpiadas de Brasil: "Ya se verá si digo hasta enero o hasta siempre". Dejó los estudios al acabar COU, pero sí que le gustaría dedicarse a alguna actividad vinculada al deporte. Por el momento, la política solo fue una pequeña incursión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes

FaroEduca