07 de julio de 2012
07.07.2012

Abre la Variante de Marín que reduce a la mitad el tiempo de trayecto entre Pontevedra y O Morrazo

El vial evitará el paso de 9.000 vehículos diarios por el núcleo urbano marinense

07.07.2012 | 08:40
Los alcaldes de Bueu (segundo izda.), Moaña y Cangas (tercero y primero, dcha.), con el conselleiro. // R.V.

Después de 20 años de proyectos, de cambios de trayecto y de viales a medias, al fin, se da por concluida la obra de la Variante de Marín. Con la apertura de este nuevo vial se pone fin al histórico problema de los atascos estivales que se producen en el centro urbano de Marín y que, en los últimos tiempos, ya no sólo se producían en los meses de verano. El acto de apertura estuvo presidido por el conselleiro de Infraestructuras, Agustín Hernández, y contó con la presencia de todos los alcaldes de O Morrazo: Marín, Bueu, Cangas y Moaña.
A media mañana de ayer se abría al tráfico esta nueva carretera que permitirá reducir a la mitad el tiempo de viaje entre Pontevedra y Bueu. Así, si hasta el momento se necesitaban unos 30 minutos para llegar desde la capital hasta el municipio costero, sin contar el tiempo de espera en los atascos, ahora el trayecto se puede hacer en 15 minutos utilizando la Variante.
Además, el nuevo vial permitirá reducir considerablemente el número de vehículos que cada día cruzan el casco urbano marinense. Se estima que serán 9.000 los coches que se eliminen del centro y que utilicen diariamente la Variante. Anualmente, esto supondría retirar de las travesías de Marín entre dos y tres millones de vehículos e implicará una mejora de la calidad de vida de los más de 25.000 habitantes del casco urbano de Marín.
Otros 4,2 km
El tramo abierto ayer de la variante cuenta con 4,2 kilómetros y en su construcción se invirtieron 37,7 millones de euros. Su pendiente máxima es del 6% y dispone de tres carriles en el 95% de su trayecto. Además, dispone de dos pasos superiores y cuatro inferiores.
Para el conselleiro de Infraestructuras, Agustín Hernández, con la apertura de este vial "se mejora la movilidad entre los municipios de la comarca y además se aumenta la seguridad de los vecinos de Marín". También indicó que con la puesta en funcionamiento de la variante se eliminarán unos 1.000 vehículos del Corredor de O Morrazo y aseguró que, en los próximos 15 días, se presentará en Cangas el plan viario para esta comarca. Esta semana los concellos ya recibieron el nuevo proyecto de trazado. para el desdoblamiento del corredor que se demanda desde hace dos años por su falta de seguridad.
Con respecto a las polémicas que durante los últimos años surgieron sobre la creación del nudo de Celulosas, que no era la opción por la que apostaban ni la Xunta ni los concellos de la comarca, Hernández aseguró que "el Ministerio dio una alternativa. No nos gusta el diseño, pero es el único posible. Lo importante es que se ha resuelto un problema".
Esta nueva infraestructura viaria está ya abierta al tráfico, pero sus conexiones todavía se encuentran a medias. Desde la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, aseguran que en 15 o 20 días podrán estar finalizadas las obras que completarán la rotonda elevada y que permitirán la libre circulación de vehículos.
Los cuatro carriles bajo la glorieta y todas las conexiones de la rotonda se prevé que estén acabadas para mediados del mes de agosto.
La alcaldesa de Marín, María Ramallo, hablaba ayer de una obra histórica y recordaba que son pocos los "ayuntamientos de más de 25.000 habitantes que no disponen de una vía de circunvalación". Tanto Ramallo como Hernández, destacaron que la obra se ha finalizado en el "peor momento económico". Esta es la segunda infraestructura de alta capacidad que esta semana se ha puesto en marcha en la provincia, después del Nudo de Curro.
Lores pide una nueva carretera de Cangas a Bueu
El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, acudió ayer a la inauguración de la Variante de Marín y comparó la obra con aquel tango de Gardel que dice que "20 años no es nada". Recordó que después de varios proyectos distintos, de trazados alternativos "finalmente se hizo un trazado que no nos gusta, pero que supone una mejora sustancial e imprescindible".
Lores recordó que lo único que falta para completar una buena conexión entre O Morrazo y Pontevedra es un nuevo vial "de Cangas a Bueu, que permita que la población se dirija hacia Pontevedra y no hacia Vigo", como es tendencia actualmente.
Ya por último, Lores indicó que se ahora se trabajará para completar el tramo peatonal que permita unir el paseo de la Avenida de Marín con la pasarela peatonal del municipio vecino.
Pendiente de rotonda
Hasta que la obra de la rotonda elevada del Nudo de Celulosas no esté finalizada estará en marcha una circulación provisional que afecta, sobre todo, a los vehículos procedentes de la AP-9 y el Nudo de O Pino.
De este modo, los que quieran incorporarse a la variante desde Marín, deberán tomar la primera salida en la glorieta. Los que accedan desde Pontevedra por Mollabao deberán tomar la salida indicada en la Autovía y, una vez en la rotonda, coger la primera salida, pues de momento todavía no se puede acceder a la que será la salida hacia Marín en la rotonda.
Los que lo tienen más complicado son los conductores procedentes de la AP-9 y el Nudo de O Pino que tendrán que tomar la salida dirección Pontevedra y hacer un cambio de sentido en la glorieta de José Malvar para, posteriormente, hacer el mismo recorrido que los conductores que llegan desde el centro de Pontevedra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores