03 de marzo de 2010
03.03.2010

Los comuneros de Darbo dejan de mantener sus áreas de ocio ante la falta de ayudas

La comunidad de montes vecinales responsabiliza al Concello de Cangas

03.03.2010 | 01:26
La Comunidade de Montes ha decidido centrarse en sus planes de repoblación. // Gonzalo Núñez

La Comunidade de Montes Veciñais en Man Común de Darbo dejará el mantenimiento de las seis áreas recreativas y de ocio que posee en sus terrenos. Los comuneros adoptan esta decisión ante la falta de ayudas por parte del Concello de Cangas y denuncian que no respetó el convenio firmado por las dos partes el pasado mes de julio. La junta directiva acusa al ejecutivo local de mostrar "unha total falta de respecto, compromiso, responsabilidade" hacia el trabajo realizado por la comunidade de montes y "moi pouca seriedade" a la hora de cumplir el citado acuerdo.
Este convenio se firmó por primera vez en el año 2005 y el objetivo del mismo era que el ayuntamiento colaborase económicamente con los comuneros en el mantenimiento, mejora y consolidación de espacios naturales "para uso e goce de todos os veciños de Cangas". No obstante, el cambio de gobierno del año 2007 trajo algunas dificultades y no se firmó un nuevo acuerdo hasta julio de 2009. Según la directiva de la Comunidade de Montes de Darbo, en el mismo se establecía una aportación municipal de 9.000 euros previa presentación de las facturas. La documentación correspondiente a 2009 se entregó por registro en septiembre y en total los comuneros invirtieron "con gran esforzo" más de 21.000 euros, cuando para recibir la ayuda municipal les bastaba con acreditar 11.250 euros, según explican ellos mismos.
Los comuneros lamentan que ante la falta de respuesta por parte del Concello "tivemos que dar por finalizado" el contrato que tenían con los trabajadores encargados de realizar estas tareas. Añaden que como tampoco obtuvieron respuesta al nuevo escrito presentado el 3 de febrero adoptaron la decisión "non afrontar" el mantenimiento de sus áreas de ocio. Éstas son las de Varalonga, Balcón do Rei, Pedra Cabalgada, Outeiro, Pedra do Elefante y el entorno de la capilla de San Roque.
La directiva explica que a partir de ahora se centrará en sus planes de repoblación, en las mejora de infraestructuras y se debatirán posibles medidas a seguir en la próxima asamblea de la Comunidade de Montes de Darbo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook