30 de noviembre de 2008
30.11.2008

El alcalde que defenestró el Régimen

Jesús Solla Oliveira fue relevado del cargo en 1957 por discrepancias con el Condado de Aldán

30.11.2008 | 01:00
Jesús Solla Oliveira, en el centro de la imagen y en primer término con las manos apoyadas en la mesa presidencial.

Nació, se crió y gobernó Cangas. Jesús Solla Oliveira es uno de los hombres destacados en las paredes del Concello por su labor como alcalde entre 1952 y 1957. Esta semana fallecía a los 92 años de edad en una residencia de Vigo. Sin embargo, los que lo conocían aseguran que "seguía teniendo una mente privilegiada".
Durante casi cinco años en el gobierno local de Cangas, Solla fue el responsable de varias decisiones por las que muchos lo adularon y otros tantos lo odiaron. Su época estuvo marcada por el miedo, la represión, la desconfianza y sobre todo el hambre de la postguerra: era el régimen franquista. Sin embargo, la alcaldía de Solla coincidió también con la llegada del Plan Marshall, que enviaba ayuda desde Estados Unidos a Europa. Aunque en Galicia no fue mucho lo que se pudo disfrutar de este programa, los ayuntamientos eran los que administraban las ayudas. En Cangas, la figura que repartía ropa, grandes latas de queso, leche en polvo, hojas de bacalao... era el alcalde, el "buen alcalde" Jesús Solla. Según explican algunos familiares del fallecido, "en aquella época no funcionaba Cáritas y el hecho de que una persona ayudara a la gente más necesitada ya lo cubría de gloria". Sus allegados afirman que Solla fue muy querido por los vecinos de Cangas y eso "puede que lo endiosara un poco, pero lo cierto es que sacó a mucha gente del hambre", explica.
Otra de las labores más recordadas del ex alcalde fue la adquisición de los terrenos sobre los que lo que hoy se asienta barrio de Nazaret. Uno de sus sobrinos recuerda como Solla viajó hasta Barcelona para negociar la compra de esa zona. "Yo era muy pequeño en aquella época pero recuerdo su viaje", asegura.
Sin embargo, aunque los comienzos de Solla estuvieron llenos de halagos, también hubo problemas. Sus allegados rememoran el comienzo del fin de su carrera política. "Un pequeño enfrentamiento con los Condes de Aldán por defender a los comuneros de la zona, hizo que el tuviese una mancha negra en su historial político", explican. En el franquismo contradecir la palabra de la nobleza no estaba bien visto. De hecho, un día, sin más, llegó una escueta carta a casa de Jesús Solla Oliveira. "Gracias camarada por los servicios prestados al Régimen". Con estas palabras se acabó su carrera política. De un día para otro ya no era alcalde.
Solla se trasladó inicialmente a Pontevedra, se convirtió en comercial y junto a su mujer e hijas se fue a vivir a un barrio de Vigo. Sin embargo, "siempre piaba por Cangas". Su esposa y descendientes fallecieron, Solla se quedó solo y se alojó en una residencia, pero siempre reservando unos días para visitar el municipio. "Cuando venía a Cangas la gente mayor lo seguía reconociendo y parando por la calle" y, añaden sus allegados que, "quien lo conoció y vivió su gobierno sostiene que fue un buen alcalde".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine