10 de octubre de 2019
10.10.2019

La oposición ve "intereses" y "luchas internas" en los cambios de Crespo en áreas del ejecutivo

-Discrepan de la versión oficial y sostienen que ya asoma la primera crisis de gobierno -Coinciden al señalar que el PP armó un grupo de gobierno sin "capacidad de gestión"

10.10.2019 | 02:41
Reboredo y ediles del grupo popular en un pleno. // Bernabé/Ana Agra

A los tres grupos de la oposición de Lalín no les convence la versión del gobierno sobre cambio de competencias de los concejales Avelino Souto y César Reboredo y apuntan que detrás de esta decisión el alcalde, José Crespo, trata de esconder una crisis en el seno de su ejecutivo y discrepan que se vea obligado a hacerlo por un problema de salud del ya exedil de Deportes. Luchas internas dentro del gobierno, incapacidad gestora o moverse por criterios económicos y no por el interés vecinal son algunas de las razones esgrimidas por Compromiso por Lalín, PSOE y BNG.

Desde la formación de Rafael Cuíña se tilda de "poco seria" la situación de la concejalía de Deportes tras los "permanentes cambios de titularidad" y añade que la retirada del sueldo a Reboredo podría deberse a su desaparición de la vida pública o su nula actividad en los plenos. "Hay una evidente guerra interna por el dinero entre los concejales que tienen presencia y otros a los que se les prometió el oro y el moro por ir en las listas, a los que dejan tirados". "Creemos que Crespo busca frenar el evidente descontento con las dedicaciones exclusivas dentro de su gobierno, sabiendo que hay más concejalas que abiertamente cuentan que merecen más dedicación exclusiva que otras", añade. Como el resto de las fuerzas de la oposición, Compromiso cree que el alcalde perdió una ocasión para eliminar una dedicación exclusiva, "que no era ninguna promesa electoral del PP". Se pregunta por los méritos de Souto "para cobrar casi 40.000 euros" y dice que el deporte lalinense no puede "estar a expensas de los caprichos de Crespo y sus ediles, las guerras internas y los intereses de sus asalariados".

El PSOE señala un "evidente problema interno" del ejecutivo en forma de crisis y tilda de "escandaloso" que Souto, con 21 años, decía hace pocos días que todavía estaba conociendo el funcionamiento de la administración "vaya a cobrar casi 3.000 euros al mes. Va a ganar casi tanto como un médico o un profesor sin haber demostrado valía o capacidad". Los socialistas consideran que la "crisis insostenible del Lalín Arena" y las relaciones vecinales fueron el detonante para que el alcalde apartase a Reboredo de Deportes y colocase ahí a Souto, sin ninguna experiencia o vinculación con esta materia. Y en cuatro meses, Souto no hizo nada más en Medio Ambiente que echarle la culpa a otros de los problemas del jabalí", apunta. Además, asegura que existen encontronazos entre los ediles con sueldos, "pero que se mantienen apartados en el día a día, frente a los que perciben un salario menor, pero que tienen que poner la cara por los demás". Finalmente, afirman que mientras Crespo y el PP "se reparten sueldos y asesores" instalaciones como el Arena agonizan. "El gobierno anterior, a pesar del bloqueo ejercido por el pacto PP-tránsfuga y de no contar con gerencia ni grandes asalariados, mantuvo durante cuatro años de forma impecable el pulso de esta instalación y de las demás áreas del gobierno".

Para Francisco Vilariño (BNG) este episodio representa "la primera purga en el gobierno en solo tres meses y evidencia sus divisiones y el desgobierno que sufren los vecinos". Dice que si realmente Reboredo tuviese un problema de salud, con explicarlo a los portavoces no habría más discusión, pero la oposición su tuvo que enterar por la prensa. "Es un argumento falso", añade. A su juicio, el ejecutivo trata de tapar con estos cambios su "nefasta gestión" y también alude a los "grupillos" existentes dentro del ejecutivo. Vilariño se pregunta porqué hubo tantos cambios en el área de Deportes en poco tiempo si los populares aseguraron que sería una de las más importantes, colocando ahora a Souto al frente de esta delegación. Lo desconozco, pero sabrá mucho de vacas y de concursos, pero dudo que sepa algo de deporte", acusa. También estima que con el cambio de la dedicación queda claro una vez más "que en el PP nadie trabaja si no tiene un supersueldo". Otra clave, para el nacionalista, es que si se justificó el salario de 2.700 euros al mes para Reboredo por la extraordinaria atención que requería un área como la de Deportes, cómo es que ahora Souto la asume junto con otras tres más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia