10 de octubre de 2019
10.10.2019

Deza y Tabeirós contabilizan 1.300 personas que cobran una pensión sin haber cotizado

Siete de cada diez perceptores son por casos de jubilación y los demás se deben a una invalidez - Los vecinos que perciben una renta no contributiva caen en casi todos los ayuntamientos y en Lalín es donde más baja

10.10.2019 | 09:08

El Gobierno central aprobó para el presente año una actualización de las pensiones que, en el caso de las no contributivas, se cifra en el 3,10%. Estamos hablando de prestaciones para aquellas personas que cobran una renta mensual sin haber cotizado lo suficiente que determina la legislación para disponer de una pensión ordinaria; es decir con una vida laboral incompleta para beneficiarse del sistema público en función de su contribución con su renta a la Seguridad Social, pero que con todo tienen garantizado un subsidio o renta básica para cubrir sus necesidades fundamentales.

Según los últimos datos divulgados por la administración autonómica, en los nueve municipios de Deza y Tabeirós-Montes constan, a efectos del pasado ejercicio, un total de 1.301 personas perceptoras de una pensión no contributiva. La mayor parte de los concellos ha visto como este registro descendía respecto a 12 meses antes y en términos absolutos son 44 menos. En esta tipo de rentas, la Seguridad Social establece dos grupos de perceptores: aquellos que cobran una pensión por haber llegado a su edad de jubilación y a los que les fue asignada por presentar algún tipo de incapacidad. En este sentido hay que subrayar entre estos pensionistas, cerca del 70% corresponden a casos de jubilación (896 beneficiarios) frente a los 405 de invalidez. Lalín y A Estrada, las dos capitales de comarca muestran una gráfica muy semejante, una vez que en la capital dezana son 391 –son una quincena menos que un año antes– las personas que cada mes ingresan una pensión de este tipo, mientras que en la vecina Tabeirós son 335, exactamente los mismos.

Según datos ofrecidos por el Ministerio de Bienestar Social, para este año las pensiones no contributivas han experimentado una revalorización total del 3,10% respecto al año 2018, quedando su cuantía fijada en 5.488 euros íntegros anuales, que se abonan en 12 mensualidades más dos pagas extraordinarias al año. La cuantía individual actualizada para cada pensionista se establece a partir del citado importe y en función del número de beneficiarios que vivan en el mismo domicilio, de sus rentas personales y/o de las de su unidad económica de convivencia, no pudiendo ser la cuantía inferior a la mínima del 25% de la establecida.

Un dato que llama la atención es, por ejemplo, que en Silleda haya 105 vecinos con un subsidio no contributivo reconocido, los mismos que en Agolada o cuando en Vila de Cruces son 126.

Si comparamos los últimos censos municipales difundidos recientemente por el Instituto Galego de Estatística (IGE) y los comparamos con los del año anterior, en Lalín hay una quincena menos de pensionistas y Silleda y Vila de Cruces recortaron cinco y cuatro casos respectivamente. En Rodeiro son cinco menos, siete menos en Agolada y en Dozón hay uno más. En A Estrada no hay variación y Forcarei y Cerdedo-Cotobade rebajan su número de pensionistas den siete y dos casos respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia